14 senadores estadounidenses piden se investigue a José Luís Merino (Ramiro Vásquez) del FMLN

Junio 23 de 2017. *  Una carta firmada por 14 senadores estadounidenses y enviada al Departamento del Tesoro pide que se promueva una investigación en contra de José Luis Merino, actual funcionario del gobierno salvadoreño, por posibles nexos con redes de crimen organizado en Estados Unidos y la región.

“Hoy le escribimos para solicitarle que utilice la autoridad que le confiere la ley Kingpin para investigar las actividades bancarias relacionadas con Estados Unidos del ciudadano salvadoreño José Luis Merino, también conocido como Ramiro Vásquez”, expresa parte de la carta fechada 19 de junio del presente año.

Los senadores sostienen que Merino tiene asocios de larga data con redes de crimen organizado que son sujetos de investigaciones criminales en los Estados Unidos por tráfico de cocaína y lavado de dinero.

Los señalamientos de altos funcionarios estadounidenses contra Merino datan de varios años atrás.  No obstante, el FMLN ha defendido insistentemente a su dirigente.

En octubre pasado, el FMLN salió al paso de los señalamientos condenando las declaraciones que en 2016 hiciera el senador estadounidense Marco Rubio, que en julio pasado cuestionó la falta de sanción por parte de la administración Obama en contra de Merino. El  partido de izquierda aseguró entonces que dichas declaraciones fueron de tendencia injerencista.

“Tenemos a la mano derecha del presidente de El Salvador, José Luis Merino.  Este tipo es un lavador de dinero de primera clase, proveedor de  armas  para las FARC, y lavador de dinero para FARC y Venezuela, ¿por qué este tipo no está siendo sancionado?”, señaló Rubio.

Merino fue juramentado ese mismo octubre por el presidente salvadoreño como nuevo viceministro para la Inversión y Financiamiento para el Desarrollo.

No obstante, los funcionarios norteamericanos han vuelto a señalar este jueves sus sospechas de una posible participación de Merino en actividades criminales en Latinoamérica, que según ellos constituyen una amenaza significativa para Estados Unidos.

“Creemos que dicha investigación cabe dentro de los intereses por la seguridad nacional de los Estados Unidos y  que ayudaría a que las agencias gubernamentales encargadas de hacer cumplir la ley identifiquen, y detengan, actividades ilegales que pasan a través del sistema financiero estadounidense”, añade la carta.

Contrapunto.com