IDHUCA da acompañamiento en el caso de la salvadoreña Jessica Martínez, deportada y agraviada por agentes de migración

Filed under Nacionales

 

Fidelicia Flores – Mi Gente Informa

San Salvador 6 de agosto de 2012. Salvadoreños buscan el tan anhelado “sueño americano”, muchos lo consiguen con sacrificios, sin importar el dolor que sufren para alcanzar su sueño;  la situación más difícil para un emigrante es llegar a la tierra norteamericana, y luego ser deportados, tal es el caso de Jessica Martínez, al igual que otros casos que se manejan en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (IDHUCA)

El IDHUCA informó sobre la denuncia que hará ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por el caso de la salvadoreña deportada, Jessica Martínez.

Martínez fue notificada al igual que su esposo en Los Ángeles, California, de los Estados Unidos de América (USA), y a los 26 años de residir en los Estados Unidos, Martínez alegó que fue golpeada por agentes de Migración, estando en un embarazo múltiple.

Para la coordinadora del Programa de Migrantes, Gilma Pérez, dice que el caso de Jessica Martínez, es ejemplar ya que en estos tiempos una violación de esta magnitud ya se puede documentar, “Y además es posible individualizar a los responsables;  es entonces que encontramos responsabilidades compartidas, no es un caso únicamente en contra de los Estados Unidos” señaló.

La víctima tiene el acompañamiento del IDHUCA, asimismo se ha denunciado en la Dirección de Derechos Humanos de Cancillería;  también del Vice Ministerio de Salvadoreños en el Exterior, y de esta manera promover el proceso de evaluación del mal servicio consular en EUA. Según Pérez de esta manera se deduciría responsabilidades.

Martínez aseguró que buscó ayuda para denunciar la agresión que sufrió, de la cual no obtuvo respuesta; asimismo el 8 de febrero fue atendida por agentes consulares salvadoreños, de quienes manifestó haber observado indiferencia, y apresuraron su deportación a El Salvador.

La agraviada también manifestó que su esposo fue detenido, y  también fue deportado. Detalló que sus cuatro hijos sufren su ausencia y la de su cónyuge, del cual manifestó que uno de sus hijos está en “depresión”, mientras que su hija mayor convulsiona seguido debido a su padecimiento de epilepsia.

Jessica llora por sus cuatro hijos;   y narra consternada que cuando tenía dos semanas de haber llegado al país, perdió a sus bebés, por los golpes que recibió por los agentes de migración.

“Estamos preparando una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos humanos” reiteró Pérez, de lo cual no dudan tener resultados positivos en este caso.

You must be logged in to post a comment Login