Aprueban nuevo “reajuste” al Salario Mínimo. La ANEP lo considera ilegal

Diciembre 14 de 2016. Este día el Consejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM) aprobó de forma unánime (con cinco votos), la propuesta de aumento al salario mínimo. La reunión, sostenida este miércoles baraja la posibilidad de incrementar el salario a $300 para comercio, servicio e industria, a $295 para el sector maquila, 224 para sector agrícola de temporada (recolección de café y caña de azúcar); y $200 para sector agropecuario (recolección de algodón).

Los representantes del Gobierno presentaron su propuesta del aumento, fundamentada en el Artículo 38 de la Constitución de la República, en el cual se argumenta que “el costo de la vida es dos veces el costo de la canasta básica”. César Villalona, técnico del Gobierno, ejemplificó esa afirmación con datos de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC), señalando que en el sector comercio y servicio, el salario actual es de $251.70, mientras que el costo de la vida asciende a $393.30. Con lo cual, según explican, existe un déficit de menos $141.60.

El Gobierno también argumenta que El Salvador es uno de los países con los más bajos salarios en la región. Por ejemplo, en Honduras, el sector financiero tiene un pago de $460.39, mientras que en el país el salario en ese mismo rubro es de $271.70.

En la comparativa, el sueldo pagado en El Salvador se supera únicamente a Nicaragua.

La propuesta también argumenta que el costo de la vida no solo se reduce al costo de la canasta básica. También es “vestuario, vivienda y servicios”. El Gobierno señala que su propuesta “todavía no cubre el costo de la vida, pero comienza a acercarse”.

“Subir salarios no ahuyenta la inversión extranjera”, afirmó Villalona, quien además expuso que otros países sufren los mismos problemas sociales que El Salvador. “Se dice que es un problema de productividad y somos la mano de obra más productiva, se dice que es un problema de delincuencia y tenemos el mismo problema que Honduras y casi los mismos niveles que Guatemala”, aseguró el representante.

Tras conocerse esta propuesta, los representantes del sector laboral indicaron que están de acuerdo, pero piden que la misma, de ser aprobada, solamente sea vigente en 2017, y que se vaya a estudio de nuevo en el 2018.