Asesinatos, suicidios, deserciones, exilio, paranoia, amenazas, carencias;  realidad de los policías salvadoreños

 

 

Mi Gente Informa

San Salvador, noviembre 18 de 2016. Los líderes del Movimiento de Trabajadores de la Policía Nacional Civil  Marvin Reyes y el agente identificado como  Panameño dieron testimonios reveladores ayer, en entrevista con los periodistas Rodrigo Colindres y Mario Burgos, de Radio Cadena Mi Gente, sobre la dura situación que la mayoría de agentes de la policía sufren a nivel nacional, lo cual ha venido a recrudecerse en las últimas semanas por la oleada de ataques armados directos contra ellos y sus familias; lo cual, según denunciaron, sigue sin ser afrontado de forma contundente por las autoridades superiores.

A lo largo de la entrevista, ilustraron las condiciones en las que muchos se encuentran, que derivan en efectos graves como los suicidios, deserciones, emigración forzada, profundas crisis nerviosas y sicológicas, tanto  en ellos como en sus familias, que siguen siendo tan vulnerables a todo tipo de agresiones por parte del crimen organizado, que ha desatado una sistemática represalia ante el accionar policial y fiscal que busca reducir la criminalidad en el país.

En ese orden, denunciaron que, lejos de respuestas cuando se movilizan o expresan públicamente como organización ante tales situaciones y por sus reivindicaciones económicas, reciben toda una serie de represalias tales como  intentos de cooptación (sobornos), amenazas, infiltraciones en sus marchas, destituciones, traslados forzosos y difamaciones como acusarles de ser financiados por el partido Arena, pero no se sientan a dialogar con ellos sobre sus demandas.

No dieron cifras exactas sobre cuántos agentes han renunciado en las últimas semanas, pero aseguraron que tal situación es real, progresiva  y persistente.

Cual irónica paradoja sobre tal contexto, se informó a primeras horas de esta mañana del suicidio del agente Julio Arnoldo Mejía con ONI 00312, al interior de la División Antinarcóticos (DAN), donde trabajaba custodiando las bartolinas. Este estaba destacado dentro de la División Especial contra el Crimen Organizado (DECO), y se desconoce las circunstancias en las que tal hecho se suscitó. Según un reporte, a eso de las 12:05 de la madrugada se escuchó un disparo al interior de las instalaciones, y cuando en el acto los otros policías llegaron a verificar encontraron el cadáver junto al arma de equipo.

Aun no existe un boletín institucional como informe sobre este nuevo incidente. Por su parte, la dirección dela PNC y Ministerio de Justicia y Seguridad han expresado que realizarán algunas acciones para contrarrestar esta serie de sucesos.