Capturan a “Chepe Diablo” y otros

 

Abril 5 de 2017. * Tal como se venía venir desde hacía meses en torno al caso del reconocido empresario hotelero  José Adán Salazar, ayer la Fiscalía General de la República,  en coordinación con la policía Nacional Civil,  realizó la captura de éste, reconocido como “Chepe Diablo” y tres personas más.

Al respecto, el fiscal general Douglas Meléndez, quien estuvo al frente de los allanamientos y capturas, dijo a la prensa: “Puedo confirmar la detención del señor José Adán  Salazar y de otras tres personas, que en este momento  no puedo decir los nombres porque está el operativo pendiente”, dijo.

Salazar Umaña es vinculado por la Fiscalía a una estructura criminal, dedicada al lavado de dinero y activos, y habría sido detenido, ayer en horas de la madrugada, en una vivienda, ubicada en la residencial Arcos de Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad, según fuentes fiscales.

A través de una operación denominada  lavado, iniciada el pasado lunes por la noche, fueron detenidos Salazar Umaña y las otras tres personas.

“Estamos procediendo por este delito, estrictamente, por lavado y activos. ¿De dónde provienen los fondos? Ese es un tema que se va a determinar directamente en el proceso y en la investigación nuestra. No hay justificación para estos fondos”, dijo a la prensa, ayer.

Salazar también es considerado como capo de la droga, por Estados Unidos y supuesto líder, de la estructura denominada Cártel de Texis. “Esa es la denominación que se le ha dado públicamente,  nosotros lo que le estamos llamando es una estructura de lavado”, especificó el fiscal Meléndez, haciendo referencia a las mismas personas.

Meléndez descartó que la captura de Salazar Umaña tenga que ver con la denominación hecha por los Estados Unidos en 2014, cuando se le tipificó como “capo de la droga”. “Esto tiene que ver con nuestra investigación; la investigación que fue reabierta el año pasado por la Fiscalía General de la República”, respondió Meléndez, ante la tipificación del país norteamericano.

Meléndez recordó que el caso estaba estancado y que fue él quien ordenó la reapertura y la investigación. “El caso fue archivado, por razones desconocidas, incluso fue sustraída la investigación”, dijo.

El titular del Ministerio Público confirmó 50 registros y allanamientos en 26 empresas, que habrían sido obtenidas ilícitamente por la referida estructura.

“Se han girado varias órdenes de captura en contra de algunos imputados miembros de esta estructura de lavado de dinero y activos”, dijo el titular del ministerio público, en el hotel Capital, uno de los inmuebles intervenidos por fiscales y policías, y propiedad de “Chepe Diablo”.

“Se están realizando allanamientos en alrededor de 26 empresas, entre éstas: hoteles, gasolineras, inmuebles, casas particulares, algunas situadas en occidente y otras en San Salvador”, explicó.

Algunos inmuebles están ubicados en la residencial Arcos de Santa Elena, Quintas de Altamira y Cumbres de la Esmeralda.  El operativo lavado, también incluye la investigación de ranchos de playa, quintas, bufetes jurídicos y contables, igualmente el Club Deportivo  Isidro Metapán, de la primera división del fútbol profesional, del cual Salazar Umaña fue directivo.

“La finalidad de estos registros y allanamientos es obtener alguna evidencia y así mismo poder iniciar procedimientos de extinción de dominio en algunos bienes.”, justificó Meléndez.

Explicó que el operativo fue desarrollado por el nuevo Grupo Contra la Impunidad, que también tiene en cárcel provisional al expresidente de la república Antonio Saca y sus más cercanos colaboradores.

También participaron fiscales de la Unidad de Investigación Financiera y de la Unidad de Extinción de Dominio, así como unidades policiales investigadoras; además, personal del Consejo Nacional de Administración de  Bienes (Conab).

Según información fiscal, otros inmuebles intervenidos hasta ayer, son el bufete de abogados Figueroa Cruz, la Alcaldía Municipal de Metapán, Agroindustrias Gumarsal, el hotel Capital y supuestamente, la red de hoteles que José Adán Salazar Umaña tiene, registrados como Hoteles Salvadoreños. Los allanamientos continuarían hoy en busca de pesquisas para robustecer el delito de lavado de dinero.

Ayer, el director de Migración y Extranjería, Héctor Rodríguez, confirmó que la Fiscalía solicitó restricciones migratorias para “Chepe Diablo”, antes del operativo, y también las tendrían ocho personas más, de las que no reveló nombres.

“Si efectivamente, antes de hacer el operativo, nosotros tuvimos el aviso de la Fiscalía de colocar una restricción migratoria para estas personas”, confirmó Rodríguez, añadiendo que la restricción migratoria también incluye al alcalde de Metapán, Juan Samayoa.

Algunos antecedentes señalan que  “Chepe Diablo”, se inició como cambista de dólares y quetzales en la frontera con Guatemala y luego habría creado una sociedad hotelera, con inmuebles en Santa Ana y Metapán. Salazar solo ha sido procesado por el delito de evasión de impuestos de su empresa “Hoteles Salvadoreños”, al encontrar cheques falsos en su contabilidad y pagos a proveedores por servicios que no se realizaron.

Con  notas de DEM.