Cardenal Rosa Chávez: “El Salvador necesita sonreír, no contar muertos y una iglesia con los pobres”.

 

 

Julio 5 de 2017. El cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, dijo ayer durante una eucaristía de acción de gracias, tras recibir recientemente el título, que “El Salvador necesita sonreír y no estar contando muertos”.

“Este país es un pueblo que sufre, que merece una suerte diferente; que necesita alegrías, sonreír y no estar contando muertos”, expresó  Rosa Chávez, quien  celebró 35 años de ser obispo y ofició su primera misa como cardenal, en la parroquia San Francisco.

Durante tal servicio contó su experiencia en el Vaticano, donde recibió el cardenalato de manos del papa Francisco, e instó a los creyentes a ser una “iglesia para los pobres, con una base sólida y al servicio de aquellos que más lo necesitan”.

“El papa Francisco nos impulsa a que seamos una Iglesia profética, material, servidora y con esperanza (…), una Iglesia que se ponga de pie y mire a los ojos del otro de cara al futuro, pero sobre todo que se inspire en monseñor (Óscar Arnulfo) Romero”, dijo.

Rosa Chávez aseguró que “es posible cambiar el futuro y la historia de este país, que tiene un pueblo admirable, con una calidad humana incomparable y que está siendo bendecido por el papa y el beato Romero”.