Cifras muestran que México está perdiendo su lucha contra el crimen organizado

Escrito por Arturo Angel*

Fuente: InsightCrime.org

Destrucción de drogas incautadas en México. Foto de Animal Político/Cuartoscuro

Destrucción de drogas incautadas en México.

Foto de Animal Político/Cuartoscuro

El balance de resultados de la estrategia del combate al narco arroja caídas en todos los frentes se tomó de las estadísticas reportadas por el gobierno mexicano, las Naciones Unidas, la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus iniciales in inglés) y el ejército mexicano.

La reducción en el aseguramiento de metanfetaminas es superior al 99 por ciento; en el caso de la heroína es de más de 16 por ciento y en otras drogas llega incluso al 80 por ciento.

Los datos del anexo estadístico del Cuarto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto también evidencian una reducción de casi 40 por ciento en el armamento asegurado a los carteles, y un descenso en detenidos y vehículos arrebatados al crimen organizado.

Este artículo es publicado con el permiso de Animal Político. No representa necesariamente las opiniones de InSight Crime. Vea el original aquí.

Esto se combina con el repunte de los homicidios que se reconoce en el informe, con el alza de delitos como el asalto a transportes de carga, y con la reducción en destrucción de cultivos de marihuana y amapola.

Más producción y menos decomisos

De acuerdo con el Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU publicado en marzo 2016, dado a conocer en marzo pasado, la producción de metanfetaminas ha crecido desde 2009 en México, a un ritmo superior al 200 por ciento por año.

Por otro lado, cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional corroboran ese incremento, luego de que entre 2014 y 2015 creció casi en un 65 por ciento el descubrimiento de laboratorios clandestinos para la manufactura de drogas sintéticas.

Los datos oficiales del Cuarto Informe de Gobierno, además, arrojan un desplome considerable en el aseguramiento de esta droga en un 99 por ciento. De acuerdo con el informe, de enero a julio se han asegurado 25.950 pastillas de metanfetaminas, apenas una fracción en comparación con las más de 7 millones de 2015.

En su informe sobre el crecimiento en la fabricación de metanfetaminas enMéxico, la ONU indicó que los carteles mexicanos recurrían a procesos cada vez más sofisticados par a ocultar y traficar las metanfetaminas. Por ejemplo, pasaron de la forma física en pastillas o cristales, a una forma líquida que se puede ocultar con otras sustancias.

Otra droga en donde se registra una disminución de decomisos pese al incremento en su producción es en la heroína. Los datos del Cuarto Informe de Gobierno arrojan un balance de casi 195 kilos de esta droga descubiertos, lo que representa una caída superior al 16 por ciento respecto a 2015 cuando los decomisos ascendieron a 233 kilogramos.

De acuerdo con un reporte de  la DEA de mayo 2016, los carteles mexicanos son los principales productores de heroína del mundo.

La agencia estadunidense alertó que organizaciones como el Cartel de Sinaloa han conseguido perfeccionar la manufactura de variedades como la “heroína blanca”, de mayor pureza que la de color café, lo que les ha permitido crecer la distribución de esta droga hacia la costa este de Estados Unidos.

Cifras del Departamento de Justicia de Estados Unidos advierten de un posible crecimiento de hasta 62 por ciento de los cultivos de amapola en la zona del Triángulo Dorado (Chihuahua, Durango y Sinaloa), pero en 2016 los datos del informe arrojan un descenso del 7 por ciento en el descubrimiento de cultivos.

Caída en decomisos mariguana y cocaína

El Cuarto Informe de Gobierno indica que de enero a julio de este año se erradicaron en total 18.026 hectáreas de estupefacientes, de las cuales 2.459 fueron de marihuana y 15.967 de amapola. Esto representa un decenso del 7 por ciento en comparación con el mismo periodo el año pasado. La erradicación de marihuana se redujo en un 3 por ciento.

La caída en decomisos de marihuana es aún mayor. En los primeros siete meses del año se aseguraron, según los datos oficiales, 414 toneladas de marihuana, una reducción del 25 por ciento respecto a las 558 toneladas aseguradas en el mismo periodo del año pasado.

El aseguramiento de opio se desplomó. En 2016 el registro es de 86,4 kilogramos descubiertos por las autoridades federales, mientras que en el mismo periodo del año pasado ya iban más de 510 kilogramos. Es una baja superior al 80 por ciento. Y en cocaína el balance es de 4,2 toneladas de esta droga descubierta y asegurada en lo que va del año, que representa una disminución aproximada de 14 por ciento menos en comparación con el registro del año pasado.

681D6954D4716B4FB14A21884B2BADFB0EDCE65B1B34899CADpimgpsh fullsize distr

Menor daño a estructura criminal

La información oficial del informe evidencia que en 2016 se ha conseguido un menor impacto en cuanto a armas decomisadas y estructura de los grupos del crimen organizado.

En el renglón del armamento, de enero a julio de este año se aseguraron 3.477 armas de fuego como resultados de los operativos y acciones implementadas contra el narcotráfico. Dicha cifra es casi 40 por ciento menor en comparación con lo decomisado en el mismo lapso de 2015. Los vehículos asegurados a los carteles también registran una reducción de 28 por ciento. En 2015 el balance era de casi 9.000 autos asegurados en los primeros siete meses de ese año, contra los 6.400 que van en este año. En cuanto a la infraestructura aérea de los cárteles la efectividad se mantiene estable. El balance de este año es de 11 aeronaves aseguradas y 237 pistas clandestinas destruidas.

El balance es negativo respecto a los probables integrantes del crimen organizado capturados. En los primeros siete meses de este año el registro es de 9.959 personas detenidas, 8 por ciento menos en comparación con el año pasado. El gobierno federal sostiene que el golpe a las estructuras criminales es significativo en materia de detenciones ya que si bien, ha bajado el número de capturas, se ha conseguido abatir hasta ahora a 102 de los 122 objetivos identificados como prioritarios por el gobierno federal, entre ellos a operadores financieros, líderes de plazas y jefes de los mismos carteles.

Repunte delictivo

Los indicadores respecto a las condiciones de seguridad en el país arrojan cifras negativas respecto a la zona centro que comprende a la Ciudad deMéxico, el estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala. La tasa de delitos federales en esa zona (crimen organizado,secuestro, posesión de armas, entre otros) creció de 74 en 2014 a 77 ilícitos por 100.000 habitantes al cierre de 2015.

La zona con la mayor incidencia de delitos federales a nivel nacional es la región noroeste que comprende Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Chihuahua – todas entidades con operación del crimen organizado-. Aquí la tasa es de 123  delitos por 100.000 habitantes. El lado positivo es que esta se redujo la incidencia respecto a los 138 delitos que se registraron en 2014.

En cuanto a delitos específicos, el informe confirma un incremento de homicidios dolosos en 2015, luego de que la tasa de asesinatos fue de 14,1 casos por 100.000 habitantes, respecto a los 13,1 asesinatos de 2014. En 2016, la tasa de homicidios es de 7,7 casos que en promedio es un nuevo incremento de 16 por ciento en la incidencia de este delito, lo que hace improbable que el gobierno federal cumpla su meta para el 2018 de que la tasa de homicidios dolosos esté por debajo de 12,8 casos por cada 100.000 habitantes.

*Este artículo es publicado con el permiso de Animal Político. No representa necesariamente las opiniones de InSight Crime. Vea el original aquí.