Congelan 12 propiedades y cinco cuentas bancarias  al diputado Cardoza

 

Marzo 7 de 2017. Un segundo proceso por supuesto enriquecimiento ilícito enfrenta el  diputado Reynaldo López Cardoza; esta vez golpea directamente su bolsillo, ya que la Fiscalía busca despojarlo de sus bienes y dinero, de los cuales, no podrá disponer desde ayer cuando la Unidad Especializada de Extinción de Dominio materializó una medida cautelar.

La Fiscalía confirmó que son 12 propiedades y cinco cuentas bancarias las que han quedado inmovilizadas y congeladas, para que el Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab) las administre mientras dure el proceso, el cual se puede prolongar por más de un año.

Según la FGR, se ha aplicado  el artículo 6 de la ley especial de Extinción de Dominio, que establece los presupuestos (requisitos) para proceder, en este caso el literal “C” de la ley, que señala que “cuando se trate de bienes que constituyen un incremento patrimonial no justificado de toda persona natural o jurídica, por no existir elementos que razonablemente permitan considerar que provienen de actividades lícitas”.

Esta investigación comenzó tras la certificación que el 6 de octubre de 2015, hizo la Corte Suprema de Justicia a la Fiscalía, por un incremento patrimonial no justificado.  Esta normativa aplicada, de carácter retroactivo, permite ir tras las propiedades y no sobre las personas, lo que permite buscar incluso los bienes de funcionarios que gozan de fuero que les otorga la Constitución de la República.

La extinción de dominio está enfocada en quitar los bienes a personas y estructuras del crimen organizado que han hecho toda una fortuna producto de sus actividades delictivas a nivel local y en el ámbito transnacional, esa es la razón de ser de esta ley especial.

Al aplicar esta normativa la representación fiscal golpea las ganancias obtenidas de forma ilegal, o que incluso hayan transferido a sus familiares y terceras persona para que pasen al Estado.

“Básicamente, las medidas cautelares tiene por objeto garantizar que el juicio llegue a buen término, es decir, que estas propiedades no puedan ser transferidas a terceras personas”, explicó Ayala.

Según el jefe fiscal, por el momento no se tiene un valúo actualizado de las 12 propiedades, ya que al revisar las escrituras se hace un monto de unos $230,000 pero ese precio no es real, respecto a las cinco cuentas bancarias suman un total de $105,000 pero esa cantidad dineraria puede aumentar o disminuir.

Este proceso de extinción de dominio es muy independiente al juicio civil que el legislador ha enfrentado en la Cámara Segunda de lo Civil y por el cual fue encontrado no responsable de enriquecimiento ilícito.

La medida cautelar a los 12 inmuebles y cuentas bancarias fue avalada por el Juzgado Especializado en Extinción de dominio el pasado 24 de febrero. A partir de esa fecha, la Fiscalía dispone de 90 días para presentar la solicitud de extinción.