Continúa investigación contra expresidente Funes. Cerca de 100 armas de diferente calibre

arma

REDACCIÓN CONTRAPUNTO | 22 de agosto del 2016. La Fiscalía General de la República (FGR) continuó el pasado fin de semana con el allanamiento a la vivienda ubicada en Cumbres de Cuscatlán, en Antiguo Cuscatlán, donde residía el expresidente de la República Mauricio Funes.

En el lugar se  encontraron cerca de 100 armas de diferente calibre, según indicaron las autoridades. El exfuncionario ha cuestionado el accionar de la Fiscalía y en sus redes sociales ha indicado que todas las armas encontradas están legalmente registradas.

Este allanamiento es parte de la ampliación de la investigación que la FGR desarrolla contra el exmandatario, luego que el pasado 17 de agosto allanara también al menos siete propiedades del amigo de Funes, el empresario Miguel Meléndez (Mecafé) para buscar indicios de actos de corrupción en contra del exjefe de Estado.

Sumo a esto,  la Fiscalía  interceptó un furgón con muebles y otros artículos en la colonia Lomas de San Francisco, en Antiguo Cuscatlán, que iba rumbo a Nicaragua. Según la entidad, el furgón interceptado está relacionado con los allanamientos del caso vinculado al expresidente Mauricio Funes, e incluso una de las maletas portaba el nombre de su compañera de vida.

El jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Andrés Amaya, informó que fue la encargada de la empresa de mudanzas quien alertó del traslado de muebles, al saber sobre la investigación contra el expresidente.

En ese proceso, el Registro de Armas de la Fuerza Armada (FAES) le informó a la Fiscalía que el exmandatario tiene 85 armas de fuego a su nombre. Amaya explicó desde el viernes por la noche que serán expertos en armas quienes determinarán el valor y tipo de armas encontradas.

El presidente Salvador Sánchez, también ha reaccionado frente a las investigaciones que le sigue la Fiscalía General de la República por cinco delitos, entre ellos enriquecimiento ilícito, peculado (desvío de fondos públicos) y tráfico de influencias.

“Todo mundo es inocente hasta que no se demuestre lo contrario y al presidente Funes no se le ha demostrado todavía nada. Lo que se ha hecho es una investigación, pero no se le ha demostrado absolutamente nada”, dijo.

Según el  mandatario, son los  medios de comunicación y toda la información acusan al presidente y además ya lo han condenado, irrespetado el derecho constitucional de presunción de inocencia.  Las declaraciones fueron emitidas  en el marco de su presentación sabatina en el municipio de Guaymango, Ahuachapán.

La FGR investiga al expresidente Funes -quien actualmente está fuera del país-  por los posibles delitos de peculado, malversación, enriquecimiento ilícito, negociaciones ilícitas y tráfico de influencias, derivado de un proceso civil que enfrenta él, su hijo Diego Funes y su exesposa Vanda Pignato, ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por enriquecimiento ilícito al no poder justificar 728,000 dólares en su declaración patrimonial al dejar la presidencia en 2014.