CONTINÚAN LOS MUERTOS EN ENFRENTAMIENTOS

 

MI GENTE INFORMA

San Salvador 24 de noviembre de 2016. La situación de violencia armada desatada entre criminales y policías desde hace varias semanas no cesa, así como las cifras de muertos entre ellos.

Según el último reporte de la Policía Nacional Civil, ayer seis delincuentes murieron abatidos y tres policías resultaron heridos en enfrentamientos armados, uno en Apopa y otro en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Dos  de los policías de las Fuerzas de Intervención y Recuperación Territorial, FIRT, fueron heridos cuando fueron emboscados en la colonia Los Almendros, municipio de Ciudad Delgado.

De acuerdo a la versión policial, los atacantes huyeron a la colonia Las Jacarandas, de Apopa,  y se ocultaron en una casa de  El Porvenir, donde se dio un segundo choque armado, donde murieron tres supuestos pandilleros, no identificados,  y tres fueron capturados, al igual ,les fueron incautadas varias armas de fuego.

El otro  policía fue herido en otro hecho violento,  cuando fueron atacados por un grupo presuntos de asaltantes que se conducían en un vehículo hacia Oriente,  en la carretera Panamericana, a inmediaciones del cantón El Espino, de San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Como resultado de este fuerte enfrentamiento murieron tres asaltantes,  tampoco identificados, y dos  fueron detenidos.

Según el informe, los sujetos se conducían en un pick up, rumbo al oriente del país, luego de haber asaltado a una pareja, en horas de la noche del pasado martes, en el sector del puente Ticsa, de San Felipe, Ilopango.

Recientemente, el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, habría autorizado que los agentes policiales pueden matar a pandilleros durante los enfrentamientos, “siempre y cuando, se trate de un acto de defensa propia, de sus compañeros o de un ciudadano víctima de estas estructuras criminales”.