Dagoberto Gutiérrez: “Los dueños del partido FMLN, la cúpula, elije a los candidatos, no “las bases”

 

San Salvador 14 de junio de 2017. De acuerdo a diversos analistas, la “clase política” salvadoreña, lejos de evolucionar y aprender las lecciones de la historia sobre la necesidad de democracia para el desarrollo del país, se radicaliza en sus prácticas y métodos verticalistas para imponer sus intereses y políticas sobre la población en general, comenzando por los procesos al interior de los partidos políticos, que según la Constitución deberían existir para ejercer la representatividad y participación de los ciudadanos, pero en la realidad se configuran como grupos de poder que desnaturalizan lo establecido y por consiguiente sus efectos sobre la sociedad en general son contrarios a su razón de ser.

 

De acuerdo a Dagoberto Gutiérrez, antiguo miembro del FMLN, los candidatos de este partido para las elecciones del 4 de marzo de 2018 los decidirá  la cúpula y no la militancia. Cuando uno usa la figura cúpula está diciendo que no son los dirigentes”, afirmó.

 

Para Gutiérrez, este es un ejemplo de cómo la cúpula es la que define los candidatos.
Desde su punto de vista, Lara no es el que busca regresar a la Asamblea Legislativa, sino que la cúpula lo lleva porque necesita a gente de confianza.
En esta estructura se encuentran los máximos dirigentes del partido de gobierno como José Luis Merino, Medardo González, Norma Guevara, Lorena Peña, y el presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, entre otros.

Eso explica el secretismo con el cual la dirigencia del FMLN está realizado el proceso de elección interna que ha ordenado la Sala de lo Constitucional de la corte suprema. “Ellos tienen razón (sobre el secretismo de  elecciones internas del FMLN), es que ahí no hay elecciones, y ¿quiénes son los dueños del partido FMLN? Los de la cúpula.

De igual, el analista político explicó que la cúpula no puede permitirá que los militantes  elijan  libremente a sus candidatos a alcaldes y diputados pues no iría de acuerdo a los intereses del partido.

“¿Ellos (la cúpula del FMLN)  están en condiciones que la gente vote libremente?, nombre, es que no van a elegir a los que ellos necesitan, entonces esa secretividad tiene que ver con eso. Además ellos hoy no están seguros cómo van a salir”, comentó Gutiérrez.

Miembros de la dirigencia efemelenista confirmaron días atrás que algunos de los precandidatos que el partido ha inscrito se han electo por consenso. Ante esto, el TSE advirtió que esto le puede generar problemas al momento de inscribir planillas porque la ley establece que deben ser elecciones internas las que definan a los aspirantes a un cargo de elección popular para el 2018.

El FMLN realizó el domingo anterior la presentación de los precandidatos a alcaldes y diputados por  San Salvador durante un acto en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones  (CIFCO) en el que no hubo acceso a los medios de comunicación. Personal de prensa del partido FMLN expresó que la decisión que este acto fuera privado fue para evitar hacer campaña adelantada.

En esta actividad se supo que el exministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, es parte de los precandidatos a diputados por San Salvador.

El ex ministro ya ha sido diputado por el departamento de San Salvador y ha formado parte de la comisión de seguridad pública. Eso le llevó a ser nombrado en el cargo de ministro de Justicia por el presidente Salvador Sánchez Cerén, sin embargo no hubo resultados en la disminución de la delincuencia. Lara renunció al cargo en enero de 2016 y fue designado como asesor de seguridad, pero tampoco se han dado resultados.

“(Benito Lara) no va a buscarlo él (la candidatura), es la cúpula. Y uno se pregunta ¿cómo es eso, y por qué los ponen? Porque es gente de su confianza, es como cuando el dueño de una empresa nombra gerente a un tipo oscuro para nosotros, pero  para él no, para él  es hombre de su confianza. Lo mismo ocurre aquí, exactamente lo mismo”, explicó Gutiérrez.