Director PNC justifica alta alza de homicidios en días de tanquetas y ejército en las calles

Septiembre 25 de 2017. Contrario  a la expectativa  de seguridad que intentaba generar el gobierno salvadoreño desplegando tanquetas, militares y policías en diversos puntos públicos de la capital, durante los últimos cuatro días las cifras de homicidios se han triplicado en el país.

El director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, atribuyó en conferencia de prensa el repentino incremento en los homicidios percibido desde el jueves y con más intensidad el pasado viernes, a una pugna entre dos facciones rivales dentro de la pandilla MS.

Solo en dos días y medio, las autoridades han contabilizado 67 homicidios, algunos de ellos contra elementos de seguridad pública. El jueves se registraron 21 asesinatos y el viernes 31, por lo que se le ha denominado como “viernes negro”.

Cotto señaló que la fractura viene desde julio de 2016, cuando la denominada “Operación Jaque” golpeó la estructura que nutre financieramente a la pandilla MS, revelando el intricado esquema de negocios que usa para financiarse y blanquear dinero ilícito.

A raíz de este hecho, el jefe policial plantea que un sector de la MS plantea a la ranfla nacional (liderazgo recluido en centros penales) que no efectuarán más extorsiones y atentados contra elementos de seguridad pública. Dicha facción se autodenomina MS-503 y durante la conferencia de prensa se presentó un video en el que cabecillas de este grupo cuestionaban la línea de la MS-13, facción rival y con presencia histórica en el país.

Esta pugna interna se habría exacerbado aún más con las operaciones Tecana, la cual golpeó una estructura de negocios ligados a la MS en la zona occidental del país; y la Operación Escudo Regional que, en coordinación con las fiscalías generales de Guatemala y Honduras, se concentró en golpear a dicha pandilla, llegando a desarticular más de 10 clicas a nivel nacional.

En respuesta, agrega Cotto, la MS-13 tomó la decisión de “hacer una cacería de los miembros de la MS-503” y de considerar como sus enemigos a los familiares de estos.

“Del total de casos de homicidios, 30 se han cometido contra personas entre 30 y 65 años, cuando por lo general, los homicidios cometidos por pandilleros son contra personas cuyas edades oscilan entre los 18 y los 30 años”, señaló el director de la PNC.

No obstante destacó que a comparación con lo registrado hasta esta fecha en 2016, en 2017 se han cometido 1445 homicidios menos y que el promedio diario de crímenes en este año se sitúa en 10 por día.

Este incremento coincide además con un plan gubernamental enfocado a tener más presencia policial y militar en el área metropolitana de San Salvador. Esto ha propiciado que tanques de uso militar estén siendo vistos en sectores reconocidos de la capital y sus alrededores.