El dinero o la circulación de mercancías, para comprender el funcionamiento de la sociedad

Introducción

El dinero y la circulación de mercancías es un tema indispensable para comprender desde el punto de vista económico el funcionamiento de la sociedad. El mercado es el lugar común para establecer una serie de relaciones interpersonales comerciales, sitio en el que converge el vendedor y el comprador.

El dinero, o la circulación de mercancías tiene un funcionamiento que está determinado por el tipo de modelo económico de la sociedad, no se produce de manera espontánea y libre, como se observa en la superficie de los intercambios de una mercancía por otra o por el dinero, es el contexto el que no solo influye, sino que determina qué tipo de mercancías y la acumulación social para su producción, asimismo, el nivel artesanal, técnico y científico que se utilizó para su producción.

Cuando observamos esa aparente libre circulación de mercancías, nos puede llevar erróneamente a concluir que estamos ante unas relaciones comerciales horizontales, en donde algunos productores reciben préstamos en condiciones favorables de parte del gobierno, que algunos productores cuentan con subsidios y seguros para sus cosechas contra plagas o desastres naturales, además de impuestos regresivos, evasión y elusión de impuestos. Significa, entonces que no todos los vendedores se encuentran en las mismas condiciones, es decir, es un mercado donde priva la injusticia y la desigualdad de condiciones económicas y sociales para la producción de las mercancías.

La sociedad tiene un proceso de socialización con los agentes indirectos como los multimedia a través de dispositivos electrónicos, que les inculca a las personas consumir de forma enfermiza, esa conducta se convierte en un consumismo compulsivo de mercancías, elaboradas y distribuidas por empresas transnacionales. El proceso de socialización va a convertir el consumismo en conductas aparentemente innatas, que pasan a formar parte de la cultura de la sociedad.

El consumismo se va a centrar en las mercancías importadas debido, entre otros, a la alienación y por el bajo costo de venta, no olvidemos que a mayor producción los costos bajan, si sumamos los procesos de la incorporación de la mecanización como es la robotización a los procesos productivos. Ante esta situación la producción de los países del Tercer Mundo, prácticamente no son competitivos, y para tratar de no perecer en el mercado, la forma de producir a menor costo es a través de los bajos salarios a los trabajadores y la utilización de la flexibilidad laboral. Esta situación también es aprovechada por las empresas extranjeras.

Si partimos del hecho, que con el neoliberalismo y la globalización se ha marginado hasta hacer desaparecer la asignatura historia general nacional, de los pensum de los programas de algunos sistemas educativos nacionales, en especial los Estados que tienen y mantienen el modelo económico neoliberal. Esta lesión a la ciudadanía tiene varias repercusiones, pero la que nos interesa es su impacto en las mercancías que producen los pueblos originarios de América Latina.

En algunos países se está formando ciudadanos desconocedores de la historia nacional, lo que significa que serán personas que no aprecian, valoran o aman sus raíces históricas, razón por la cual, las mercancías constituidas por las artesanías de los pueblos originarios, tienen escaso mercado nacional.

Objetivo

Lograr diferenciar las características esenciales de la mercancía y describir cuál es el rol que juegan para lograr que cumpla la función el dinero como unidad física de valor en la circulación de las mercancías. Asimismo, analizar la metamorfosis de la transformación de la Mercancía – Dinero- Mercancía (M-D-M), en el mercado donde se encuentra el comprador y vendedor, y poder comprender la diferencia entre el productor y el intermediario, y como este cambio de actores inciden en el precio de la mercancía.

Problemática

La producción de bienes y servicios que la población consume por alguna razón y los adquiere a través de la compra mediante el dinero es lo que constituye las mercancías, porque contiene las dos características sustanciales que es valor de uso y de cambio y se adquieren a través de una transacción económica de compra-venta.

El dinero es el vehículo que conduce el flujo del movimiento de las mercancías en el mercado, el precio es la manifestación del valor, constituido por la sumatoria de los diferentes factores que intervienen en su producción.

Las mercancías que son más necesarias para el consumo son las que tienen mayor demanda, porque el valor de uso es importante para la población, por ejemplo podemos mencionar los servicios básicos de electricidad, agua, vivienda, etc. Existen otras mercancías que el valor de uso puede ser el hedonismo, por un ejemplo un yate, una quinta en la playa, un carro último modelo de fabricación limitada, etc.

La producción de mercancías tiene una metamorfosis y un ciclo continuo que le da vida a la economía y al modo de producción del país, el paso de la mercancía a convertirse en dinero, y éste último para convertirse otra vez en mercancía, en la medida aumenta la producción sea industrial o artesanal va a tener repercusiones de orden social y económico, porque la producción misma es generadora de demandas de diversos insumos que se necesitan para su elaboración. En este proceso económico además de generar empleos, riqueza, además contribuye con las finanzas de Estado a través del pago de impuestos.

El dinero además de ser el medio circulante que constituye la liquidez para realizar la compra, y éste tiene su expresión en oro, de tal forma, que la solidez de la moneda depende de su valor en oro. Asimismo, el oro puede desempeñar el rol de dinero como también el de mercancía, es decir se puede utilizar para comprar y también para venderlo.

El hecho de poder comprar la mercancía, es lo que constituye el valor de cambio, toda mercancía es susceptible de adquirirla a través de la compra, cuando se fabrica un objeto para el consumo personal no es mercancía sino un producto, porque no cumple con el valor de cambio.

Hipótesis

La mercancía es una producción que detenta un trabajo social acumulado, que posee dos características fundamentales que son el valor de uso y el de cambio, y el el valor de cambio es lo que le permite la circulación a través del precio fijado en un cantidad de dinero, en el contexto del mercado en donde convergen el comprado y el vendedor.

El intercambio

Según Federico Engels, con “el estadio de la producción de mercancías, se comienza la civilización” (Engels, 1975, p. 611), la elaboración de las mercancías es producto del trabajo y responde a satisfacer necesidades de orden económico, suntuario, ocio, etc. “que se elaboran para la venta, no para el propio consumo”(Anisimov, Astájov, Avséniev, & et al, 1972, p. 155), asimismo a resolver problemas individuales o colectivos, lo que se pretende con su elaboración es que exista o crear una demanda de las mismas, con el propósito de garantizar su circulación en el mercado, “la circulación propiamente dicha, en es más que un momento determinado de cambio, o bien es el cambio considerado en su conjunto”(Marx, 1971, p. 36). Es decir, la mercancía al ser necesitada o requerida por el comprador, es porque con la adquisición él le dará un valor de uso, esa es precisamente la calidad que la hace necesaria.

El valor de uso es la capacidad que tiene un objeto para satisfacer una necesidad humana, sea ésta económica o psicológica. El concepto tiene interés en el análisis de la mercancía, la cual tiene un doble carácter: un valor de uso y un valor de cambio.

El valor de uso de una mercancía responde al carácter concreto del trabajo que la ha creado como un objeto útil cualitativamente, diferente de otra mercancía. En contraposición, el trabajo en general o abstracto -el gasto de energías- produce, bajo ciertas condiciones históricas, el valor de cambio (Roger, 1973, p. 115).

La mercancía, además de tener valor de uso, también posee valor de cambio, es decir, que se puede adquirir a través de otra mercancía a través del trueque, cuando se considera que ambas mercancías poseen valores similares, y en el intercambio las partes no pierden, sino que lo que se da, es una transferencia de valores de cambio en parecidos valores en lo que están tasadas. En términos generales el intercambio de mercancías ocurre a través de la adquisición por compra con dinero. “El valor de una mercancía se determina por la cantidad total de trabajo que encierra” (Marx, 1975a, p. 216).

El valor de cambio (o simplemente valor de la mercancía) es la cantidad de trabajo social plasmado en una mercancía, lo cual se constituye en la única característica común a los diferentes productos y que hace posible que sean equiparados entre sí de acuerdo a una proporción determinada, y por lo tanto hace posible su intercambio. El intercambio de mercancías es en el fondo el intercambio de cantidades iguales de trabajo (Roger, 1973, p. 115).

La mercancía tiene valor de mercado lo que le permite su circulación a través del intercambio, el precio es la medida que fija la cantidad de dinero por la cual se hará la transacción comercial. “Además, recordamos que, pese a las oscilaciones de los precios de las mercancías, el precio medio de cada mercancía, la proporción en que se cambia por otras mercancías, se determina por su coste de producción” (Marx, 1975b, p. 85).

La mercancía encierra varios conceptos, por ejemplo, fuerzas productivas, relaciones sociales de producción, salario, fuerza de trabajo, propiedad de los medios de producción, insumos adquiridos de forma lícita o ilícita, justa o injusta distribución de la riqueza, tipo de gobierno, modelo económico, mano de obra esclava, trabajo infantil, condiciones infrahumanas de trabajo, depredación ecológica, calentamiento global, etc.

La mercancía en el circuito de circulación se convierte en otra mercancía M-D-M, cuando el vendedor recibe dinero, porque “todas las mercancías se equiparan al dinero”(Leóntiev, 1975, p. 50) y con esta liquidez pecuniaria adquiere otra mercancía, este es un efecto multiplicador del dinero que produce la circulación de las diferentes mercancías que existen en el mercado, por ejemplo el artesano que vende una hamaca, con el dinero recibido por su mercancía lo emplea para comprar frijoles, y el agricultor emplea el dinero recibido para comprar abono, y éste último utiliza el dinero para comprar una cobija producida en un hilar artesanal, etc. A mayor inyección de dinero en el mercado aumenta la producción de mercancías porque se da un aumento en la demanda.

Sin embargo, hay temporadas durante el año, en donde se da una alza en la demanda para ciertas mercancías, por ejemplo, en los últimos meses del año aumenta el turismo por las personas que son originarias del país pero han emigrado hacia el extranjero, aprovechan las vacaciones de fin de año, para visitar a sus familiares, durante su estadía algunas personas visitan los lugares turísticos, donde aprovechan a comprar mercancías nacionales, particularmente artesanías, con el propósito de ornamentar sus viviendas en el extranjero, son productos llamados “nostálgicos”, porque esas mercancías les hacen recordar su cultura nacional y sus raíces históricas, en otras palabras, desean tener un pedazo de su terruño en sus hogares.

En la circulación de mercancías hay dos actores el vendedor y el comprador, estos dos roles se suceden de forma simultánea en cada uno de ellos, porque el que compra vende y el que vende compra, son dos condiciones existenciales que permiten el flujo de mercancías, a través del dinero, y cuando se obstaculiza el flujo de mercancías se está ante una posible recesión económica. “Cuando un hombre produce algún objeto para el propio consumo, entonces se trata de un producto y no de una mercancía” (Nikitin, 1983, p. 33).

La mercancía es producto de un trabajo social, donde intervienen varios factores, por lo tanto, es el final de un proceso y, cuando ésta llega al mercado se convierte en el primer eslabón que termina al momento de ser vendida y adquirida por el comprador, aquí en este punto, es que el dinero adquiere el carácter de mediador al facilitar la circulación de las mercancías, es decir, adquiere el papel de medio de circulación.

Medio de circulación

La circulación de mercancías constituye un ciclo M-D-M, que tiene relación con la capacidad adquisitiva del comprador, el valor de uso que él le dará, y de la política de empleo que haya en el país, porque mucha necesidad puede existir por satisfacer el valor de uso de una mercancía, pero si el comprador no tiene dinero para comprar, el ciclo se rompe, lo que puede crear crisis en el mercado que repercutirá en la sociedad, por la falta de liquidez en el mercado, quiere decir que no existe el medio que permite la circulación de las mercancías.

En este mismo sentido, al aumentar el precio de las mercancías, en un contexto de inflación, disminuirá la demanda en el mercado. La inflación es “la desvalorización de papel moneda que se encuentra en circulación, es decir, la disminución de su capacidad adquisitiva, lo cual conduce a una vertical alza de precios de mercancías” (Onikov & Shishlin, 1983, p. 236).

La ley según la cual la cantidad de los medios de circulación depende de la suma de los precios de las mercancías que circulan y del ritmo medio del curso del dinero puede expresarse también diciendo que, dada la suma de valor de las mercancías y dado el ritmo medio de sus metamorfosis, la cantidad de dinero o de material dinero circulante depende de su propio valor. La  ilusión de que son, por el contrario, los precios de las mercancías los que dependen de la masa de los medios de circulación y ésta, a su vez, de la masa del material dinero existente dentro de un país, es una ilusión alimentada en sus primitivos mantenedores por la absurda hipótesis de que las mercancías se lanzan al proceso circulatorio sin precio y el dinero sin valor y que luego, allí, una parte alícuota de la masa formada por las mercancías se cambia por una parte alícuota de la montaña de metal.(Marx, 2010, p. 139)

La mercancía en este ciclo de compra-venta-compra, en cada momento que ocurre la venta en muchos de los casos esa mercancía sale del mercado para satisfacer un valor de uso, sin embargo, hay mercancías que continúan en el mercado, puesto que son compradas para ser revendidas, pero el destino final de ellas es salir del mercado y ser utilizadas o empleadas para cumplir con la calidad del valor de uso, que es el consumo de las mismas.

El valor de cambio de la mercancía es lo que permite, que cuando son compradas, son reemplazadas por otras mercancías en el mercado, es decir, mantener un store para suplir la demanda, y permitir el movimiento formal de las mercancías, para que exista la libre rotación del dinero.

El dinero como medio de circulación se objetiva mediante monedas, billetes, cheques, tarjetas de crédito o débito, el dinero tiene un valor en base al patrón oro, entre más valor tiene una moneda, más es su expresión en oro y viceversa. El dinero nacional tiene libre circulación al interior del Estado que lo emite, en especial si su denominación es baja en relación con otras monedas que se utilizan para realizar transacciones económicas y financieras internacionales, en particular inversiones en la bolsa de valores, pagos a las exportaciones y a las importaciones, etc.

Es de hacer notar, que el oro además de ser un patrón de medida, puede ser utilizado en calidad de dinero y también como mercancía; aquellas monedas fuertes por lo general pertenecen a países de economía desarrollada, por ejemplo, el dólar americano de Los Estados Unidos de América, la libra esterlina de Inglaterra, el euro de la Unión Europea, etc.

El dinero

La mercancía representa una medida de valor expresada en dinero, el valor puede variar por diversos factores, que van desde su escasez, la cantidad acumulada de trabajo social, el nivel científico y tecnológico para su producción, etc. No obstante, el valor expresado por una mercancía no siempre representa el valor real, y es ahí donde en el mercado sobreviven la producción de mercancías que se fabrican abajo del costo, sea por que los insumos no pagan los derechos de importación, es subsidiada por el Estado, o la materia prima que se utiliza para su fabricación proviene de maneras ilícitas, por ejemplo, narcotráfico, corrupción, etc.

El dinero puede petrificarse si se atesora, porque se saca del circuito de la circulación y no facilita el movimiento de las mercancías, sin embargo, si se deposita en la banca genera intereses, y el banco lo coloca en actividad a través de empréstitos y financiamiento a terceros.

Similar situación puede ocurrir cuando en bodega se han acumulado las mercancías y no se venden al ritmo deseado, el dinero invertido está petrificado, porque no hay circulación de las mismas, en algunos casos, existen mercancías que se pueden vencer o deteriorar al pasar demasiado tiempo embodegadas, incluso algunas sufren depreciación.

Conclusiones

La piedra angular del comercio es la mercancía, y el mercado es el escenario donde ocurre la transacción económica entre el vendedor y comprador de bienes, servicios o recursos. El vendedor puede ser el productor o el intermediario y el comprador será la persona que le dará el valor de uso, o la utilizará para revender y así obtener un plus del valor del costo de la mercancía adquirida.

Será mercancía siempre y cuando tenga valor de uso y de cambio, de lo contrario será un producto que perecerá por vencimiento o degradación, si en dado caso no es consumido por el fabricante o productor, o estos últimos pueden donarlo para que sea consumido por otros.

El valor de cambio es lo que permite que a la mercancía se le fije un valor que representa la sumatoria de todos los factores directos e indirectos para su producción, más un margen de ganancia, la representación física del valor, es el precio objetivado en una determinada cantidad de dinero, el cual es el medio por el cual se da la circulación de las mercancías.

El valor del dinero está determinado por el patrón oro, la moneda será fuerte o débil, dependiendo del valor, que éste tenga en términos de la cantidad de oro que representa. No obstante, que el oro puede jugar el papel de dinero, también el de mercancía; en buena parte de los casos el oro se emplea para atesorarlo en el sistema bancario nacional o internacional, asimismo algunos países lo atesoran en calidad de reserva internacional, el cual constituye un respaldo al medio circulante y para hacerle frente a una posible crisis nacional o internacional.

La mercancía es el oxigeno que le da vida al mercado, por lo tanto, ocurre una constante metamorfosis de Mercancía-Dinero-Mercancía, esta mutación es la que permite la circulación permanente de las mercancías.

Las mercancías son fabricadas o producidas con un modo de producción determinado, y precisamente las fuerzas productivas, las relaciones sociales de producción, el trabajo y el salario y otros conceptos sociológicos, económicos y políticos están a la base de la manufactura o producción de las mercancías. Por lo tanto, definir cómo, adónde, con qué y para quién se producen las mercancías, nos podría conducir a establecer el modelo económico y el tipo de sistema político que prevalecen en la sociedad.

Bibliografía