El magistrado Sidney Blanco sienta posición sobre las hostilidades del partido FMLN contra la sala y expone un balance sobre la depuración judicial