EL SALVADOR. 30 HOMICIDIOS EN UN SOLO DÍA

 

Marzo 16 de marzo de 2017. En El Salvador continúa asolando la violencia extrema; aun cuando se han experimentado días en los que los asesinados han sido menores al promedio de 15 por día.

Irónicamente, ayer el gabinete de seguridad hacía cuentas en una conferencia de prensa sobre la supuesta reducción de ésta escalda hasta en un 50%; pero este día el mismo ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, confirmó que ayer miércoles se cometieron 30 asesinatos en el país, y lo denominó como: “el día más violento del año 2017”.

“Ayer fue un día fuera de lo normal en más de un año, eso demuestra que falta mucho por hacer”, dijo el ministro.

Al menos 15 murieron en los tiroteos registrados en el centro de San Salvador y en el municipio de San Martín.

Landaverde, refiriéndose a los  graves sucesos ocurridos en el centro de San Salvador ayer, donde 6 personas murieron como resultado del enfrentamiento entre vigilantes privados y supuestos pandilleros,   manifestó que con el sistema de video vigilancia, se logró capturar al sujeto que atentó contra la vida del vigilante y confirmó que las pandillas están disputando la zona para cometer delitos.

En cuanto a lo sucedido anoche en San Martín, donde diez personas murieron violentamente, dijo que “todas las víctimas pertenecían al mismo grupo criminal que opera en la zona”.

No obstante, procurando restarle trascendencia a tan grave saldo de ayer,  el ministro destacó una reducción de más del 60% comparado con el mismo periodo del año pasado, y confrontó las cifras, confirmando que hasta ayer se contabilizan 681 homicidios mientras que el año pasado habían 1,743.

Esta mañana, la FGR confirmaba que fueron 10 los muertos tras dos escenas de tiroteo en San Martín, registradas la noche del miércoles. Una de las víctimas tenía cinco meses de gestación.

De acuerdo con el informe, un grupo de delincuentes acribilló a tres mujeres en la Comunidad Anémona, en San Martín y al huir se enfrentaron a un grupo de agentes de la Fuerzas Especializadas de Reacción El Salvador (FES), quienes patrullaban la zona del kilómetro 18 de la Carretera Panamericana.

Tras la balacera seis presuntos integrantes de la Pandilla 18 murieron, cuatro cuerpos de los atacantes quedaron en un vehículo en el que trataron de fugarse.

Durante varios minutos los criminales abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad, lo que obligó a las autoridades a cerrar la Carretera Panamericana hasta concluir un amplio operativo que se extendió hasta el cantón La Flor y por varias comunidades.

Así mismo, hubo otros hechos violentos en otras zonas del país, donde se suscitaron homicidios reportados por la Fiscalía y Policía.