EL SALVADOR: Reflexiones sobre el Día Internacional de la Mujer

 

es.globalvoices.org

Tradicionalmente, el Día Internacional de la Mujer ha sido una fecha de saludos y felicitaciones a las mujeres en su día, pero también de reflexión y exigencia de equidad de género. El año 2011 encuentra a El Salvador con la tasa más alta de Feminicidios del planeta según el periódico español El Pais. Algunos blogueros salvadoreños han hecho sus propias reflexiones sobre el día y lo que significa para las mujeres de El Salvador.

Ixquic, mujer, abogada, politóloga, madre soltera y bailarina, publica un post titulado “Violencia por ser mujer” en su blog Xibalbá. Ixquic dice que la violencia hacia las mujeres es una actitud cultural arraigada, amparada en la idea errónea de que las mujeres son objetos o seres inferiores, definiendo las relaciones de poder en todos los ámbitos de nuestra vida como nación.

No es necesario seguir contando muertes, ni golpes, ni humillaciones. Las agresiones –porque somos mujeres— ya no deben seguir.

Mario Francia, autor del blog Quo vadis?, en su post “La realidad del Feminicidio en El Salvador,” nos ofrece dos soluciones. La primera es reacomodar las figuras penales para tipificar claramente el delito, acompañándolo con una campaña de apoyo a la denuncia de violencia doméstica con una linea 24/7 (24 horas, 7 días de la semana). La segunda solución es que los tribunales sean expeditos al momento de ver estos casos y que exista exposición pública de estos juicios.

No es natural que en un país con poco más de 21.000 km2 y con una población que oscila entre los 6 y los 7 millones de acuerdo al último censo, se disparen 197% las muertes en mujeres. Y si vamos a hablar lo ideal, no es natural que un ser humano la quite la vida a otro -aunque eso es material de otra discusión del tipo axiológico que en este momento no tiene cabida- pero ese es el tema que nos ocupa.

Aniuxa escribe un escueto y sentido post en su blog Nunca falta alguien que sobre, reflexionando sobre la retorcida interpretación que el comercio da al día y lo duro que resulta ver cómo se ha perdido una fecha reivindicativa ante la fuerza del marketing y el consumo.

Terrible es cuando los discursos de la luchas se vuelven parte del marketing y el consumo. El listón morado y el orgullo por tener vagina como una celebración de muchachas solteras en las discotecas. ¡Feliz día de la mujer! Porque en lo efímero de la fiesta se ha perdido una revindicación y la conmemoración de la desigualdades entre hombres y mujeres.

Aldebarán del blog Enfrentamientos, pide dos cosas en su Post “Para mujeres y hombres“: A las mujeres, que no dejen a un lado la lucha por sus derechos humanos, laborales y de género, ya que nadie más lo hará por ellas; y a los hombres, que trabajen para darle baja al machismo y al “cavernícola” que llevan adentro.

Por mucho que algunos hombres estemos de acuerdo con sus reivindicaciones y siempre nos apuntemos a luchar a su lado, ustedes deben llevar la batuta en esta tarea. Ojo: no todos los hombres somos sus enemigos y algunos podemos ser sus aliados en esta lucha. Por supuesto, no todas las mujeres son igualmente conscientes en este esfuerzo.

Rodrigo Amaya del blog de tecnología y computación Sr. Byte, recuerda la fecha con un post de homenaje a Ada Lovelace, la primera “programadora” de la historia. En el mismo post saluda a las mujeres “informáticas” y las “que apoyan a los Informáticos.”

…lo mas grave de todo es cuando algunas compañeras trabajadoras han aparecido muertas y nunca hemos sabido ni el porqué ni quienes las asesinaron siendo no muy casual que esto ha ocurrido en compañeras que se han negado a ser abusadas sexualmente e incluso cuando sus maridos se han enterado de la situación y han intentado exigir investigación y justicia…

Víctor, del Blog Alta Hora de la Noche, en su post “Feminicidios, la raíz está en nosotros” se une al eco de autocríticas respecto al tema. Cierra su profunda reflexión con las palabras siempre vigentes de Monseñor Oscar Romero, un sacerdote salvadoreño conocido por defender los derechos humanos:

Antes de iniciar este post me preguntaba yo qué diría Monseñor Romero alrededor de este tema. Me doy cuenta que ya nos lo dijo antes:

“Los nombres de los asesinados irán cambiando, pero siempre habrá asesinados. Las violencias seguirán cambiando de nombre, pero habrá siempre violencia mientras no se cambie la raíz de donde están brotando todas esas cosas tan horrorosas de nuestro ambiente.” (Homilía 25 de septiembre de 1977, I-II p. 240).

La violencia hoy aparece también con este nombre. Y la raíz está, más que nunca, en nosotros

Virginia en su post “Electrodomésticos y homicidios: !¿Feliz Ocho de Marzo!?” reniega que el día se usa para hacer discriminación positiva. También argumenta que el machismo está tan arraigado en nuestra sociedad que trivializa la violencia de género y hace ver normales cosas tan horrendas como el feminicidio.

Es normal que a una mujer le piten “porque está bien rica”. Es normal que a una estudiante de Medicina se le acose sexualmente “porque está en una profesión de hombres”. Y es esta normalidad las que nos impide alarmarnos ante las tasas de feminicidio, las mismas que han subido un 200% en una década, las que nos otorgan el pomposo primer lugar en la escala de asesinatos de mujeres en el mundo. Hurra por la sociedad protomacha. Y más vítores para las mujeres, tan vulnerables y delicadas, quienes son las que prolongan el machismo mediante los modelos de crianza. Hurra. V.Lemus

En Hunnapuh-Comentarios publican el post “Feminicidios, una realidad vergonzosa” que revisa la estadística total de muertes contra la de mujeres para demostrar que efectivamente el feminicidio en El Salvador se ha triplicado en menos de una década.

…la tendencia hacia el crecimiento de los feminicidios persiste bajo la mirada tolerante de TODA nuestra sociedad, que mantiene vigentes los principios y valores machistas en todos sus niveles, por lo que este mal debe atacarse con rigor desalentando la impunidad ante la violencia intrafamiliar…

Roxana Ellerbrok, del blog Conversaciones con Neto Rivas, hace una reseña histórica de la fecha y señala que aunque las mujeres son mayoría en América Latina, sus oportunidades de incidir en el ámbito político y económico no se equipara a las de los hombres, a pesar que en muchos casos las mujeres son el único sustento de la familia.

Y si bien es cierto, muchas cosas han cambiado en 100 años y las conquistas en todos los ámbitos han sido innegables e impresionantes y pese a todo el bombo y platillo que pueda tener la fecha, la verdad existen asignaturas pendientes y urgentes tales como la falta de oportunidades laborales y sociales por la preeminencia que todavía ostenta el varón sobre la mujer, es decir, el Machismo.

Finalmente, David Mejía hace un llamado de reflexión y saluda a las mujeres en su día:

Es muy importante tomar acciones inmediatas y planes a corto, mediano y largo plazo, porque muchos no lo ven, pero la violencia y el maltrato hacia la mujer tiene muchas consecuencias, no solamente directas para con ellas, sino que genera más violencia en toda la sociedad…