En un hecho sin precedentes, Estados Unidos se abstiene de apoyar el embargo que impuso a Cuba en la ONU

Fuente: 

 

Plenario de Naciones UnidasImage copyright REUTERS
Image caption
191 países se expresaron contra el embargo cubano y ni uno solo lo hizo en contra por primera vez en 25 años.

En un hecho sin precedentes, este miércoles Estados Unidos se abstuvo de votar a favor del embargo que impuso a Cuba ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Es la primera vez que EE.UU. evita apoyar su propia ley en 25 años, desde que Cuba presenta una resolución ante la ONU para exigir el fin de la medida.

La histórica abstención se produjo en la última votación sobre el tema conBarack Obama como presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, la posición estadounidense, al no ser vinculante, no deja de ser sólo una señal diplomática y simbólica, pues el fin del embargo depende del Congreso de ese país.

191 países se expresaron a favor de suspender el embargo contra Cuba y dos se abstuvieron: Estados Unidos e Israel.

Si bien la resolución es aprobada año tras año en la ONU, es la primera vez que sucede sin un solo voto en contra.

La abstención

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Samantha Power, hizo el anuncio de la decisión de su gobierno ante el pleno de la ONU.

“La resolución que se vota hoy es un ejemplo perfecto de por qué la política estadounidense de aislar a Cuba no estaba funcionando“, afirmó la diplomática.

Samantha Power, la representante de EE.UU. ante la ONUImage copyrightAP
Image captionLa representante de Estados Unidos reiteró la voluntad de su gobierno de mejorar las relaciones entre Washington y La Habana.

Inmediatamente después de ese anuncio, los aplausos del pleno de la Asamblea General interrumpieron el discurso de Power por unos segundos.

“En lugar de aislar a Cuba nuestra política aislaba a EE.UU. Incluso aquí, en Naciones Unidas”, añadió Power.

Mientras, el canciller cubano Bruno Rodríguez afirmó que la abstención “constituye un paso positivo en el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y EE.UU.“.

El jefe de la diplomacia cubana, sin embargo, añadió que “el bloqueo económico, comercial y financiero persiste y provoca daños al pueblo cubano y obstaculiza su desarrollo económico”.

“Lo importante y concreto es el desmontaje del bloqueo, más que los discursos, las declaraciones de prensa o incluso el voto de una delegación en esta sala”, dijo Rodríguez.

Las intenciones de la Casa Blanca

La representante de Estados Unidos reiteró la voluntad de su gobierno de mejorar las relaciones entre Washington y La Habana.

Sin embargo, también manifestó las preocupaciones de la Casa Blanca respecto a la situación de los derechos humanos en la isla.

“(La abstención) no significa que EE.UU. está de acuerdo con todas las políticas y prácticas del Gobierno cubano”, dijo Power.

La diplomática reiteró que EE.UU. sigue preocupado por las “graves violaciones de los derechos humanos” y las detenciones arbitrarias de opositores.

Bruno Rodríguez en la ONUImage copyrightUN
Image captionCuba calificó la la abstención estadounidense como un paso “positivo” para normalizar la relación entre ambos países.

El gobierno de Obama, que restableció las relaciones diplomáticas con Cuba en 2015, ha dicho explícitamente que quiere el fin del embargo contra Cuba.

Pero la ley solo puede ser levantada por el Congreso de EE.UU., controlado por el partido Republicano.

Estados Unidos impuso el embargo comercial, económico y financiero a Cuba en octubre de 1960 y lo endureció en 1996 con la ley Helms-Burton.

Las votaciones

En las 24 votaciones anteriores, Estados Unidos rechazó la iniciativa cubana ante las Naciones Unidas.

En la votación del año pasado, también 191 países se habían declarado a favor de levantar el embargo.

votación en la ONUImage copyrightAP
Image caption191 países votaron a favor.

En esa oportunidad, sólo EE.UU. e Israel se declararon en contra de la posición de La Habana y no hubo abstenciones.

En la primera votación de 1992, 59 países votaron a favor de Cuba y tres en contra. Hubo 71 abstenciones y 45 ausencias.

La Asamblea General de la ONU, cuyas resoluciones no son jurídicamente vinculantes, lleva aprobando textos pidiendo el fin del embargo desde ese año.