FUNES PONE POR EL SUELO A EL SALVADOR