General Atilio Benitez a juicio por 5 delitos

 

Diciembre 6 de 2016. El controvertido proceso de desafuero solicitado por la Fiscalía General de la República ante la Asamblea Legislativa contra el militar General Atilio Benitez, por atribuirle 5 delitos,  ha sido resuelto por parte de este órgano, acordando, con 43 votos, quitar la inmunidad al acusado, enviándolo a los tribunales comunes.

Los delitos que se atribuyen a Benitez, actual embajador de El Salvador en Alemania, son actos arbitrarios, tenencia, portación o conducción ilegal o irresponsable de armas de fuego, comercio ilegal y depósito de armas, así co o la estafa contra 5 personas.

Desde el principio, al recibirse la petición fiscal, los diputados del partido FMLN decidieron hacer todo lo posible porque este funcionario del anterior y actual gobierno no fuera procesado, aduciendo vacíos de forma en la solicitud hecha por la FGR.

 

Por parte de la Comisión especial legislativa que había discutido si se retiraba o no el fuero constitucional (protección por ser funcionario actual) se había resuelto no quitárselo, impidiendo que fuera sometido a la justicia como un ciudadano común, pero ayer, al pasar al pleno legislativo, en una inusitada sesión legislativa, fueron los partidos   Arena, Gana, PCN y PDC quienes, al tener los 43 votos que se requieren, resolvieron contra aquel dictamen y a favor del requerimiento del Ministerio Público.

Por su parte, el diputado Portillo Cuadra expresó que respetan el derecho de presunción de inocencia del general, por eso mismo decidieron que sean las instancias judiciales las que diriman tal proceso.

Alguien que durante las semanas que duró el proceso, desde el pasado 2 de junio, defendió de forma férrea al militar  fue la diputada del partido FMLN Jakeline Rivera, pero que ayer, ante los debates jurídicos y a votación mayoritaria, se quedó sola junto a su fracción, y se limitó a llamar  “Pilatos” a los diputados que votaron a favor del desafuero

En cambio el diputado efemelenista Roger Blandino Nerio, se limitó a decir que el requerimiento fiscal era oscuro y que tenía inconsistencias y que los mismos testigos de cargo no eran lo suficientemente coherentes ni incriminadores

 

Se desconoce mayores reacciones por parte del militar Benitez, quien sólo sostuvo sentirse sorprendido, pues estaba confiado en el dictamen previo a su favor, más no esperaba que los diputados se retractaran.

Ahora, el caso pasará a ser tramitado por un juzgado de Instrucción, donde tendrán que discutirse las pruebas de cargo y descargo, incluyendo declaraciones de testigos y víctimas