Gobierno: CASTIGO Y VENGANZA “golpearemos con fuerza a las maras”

 

San Salvador 19 de noviembre de 2016. El  gobierno  presentó ayer oficialmente el denominado  Plan Némesis (castigo o venganza), que según palabras del vicepresidente Oscar Ortiz, será para “castigar a las pandillas  y prevenir las amenazas y ataques contra los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) tal como ha estado sucediendo a lo largo del año.

Según el comunicado, el Plan se lanza en el marco de las Medidas Extraordinarias de Seguridad, que serán ejecutados entre la Policía, la Fuerza Armada y Centros Penales y van dirigidas combatir el accionar criminar de las estructuras MS13  y 18.

Como parte de estas acciones, la PNC intensificará los operativos de búsqueda y persecución de pandilleros investigados por  homicidios de policías y soldados.

Como segunda medida, el sistema de inteligencia de la PNC y la Fiscalía General de la República (FGR) elevarán sus alertas e investigaciones a nivel nacional, frente a eminentes ataques de pandillas.  También el autorizaron el despliegue del Grupo de Reacción Policial (GRP) y el grupo Fuerzas Especiales de El Salvador (FES), a dar acompañamiento a los efectivos en diversos procedimientos, como refuerzo y protección en  la operatividad  en las calles y campos.

Por su parte, el director de la PNC, Howard Cotto reveló que el Gobierno central dotará a la Policía de equipo técnico, armamento, transporte y recursos necesarios para combatir el crimen, tal como lo habían prometido al imponer el nuevo impuesto a las comunicaciones. En ese orden se realizará “una de las inversiones más importantes en el sistema penitenciario”.

Aseguraron que contemplan emprender acciones y esfuerzos de atención a familiares de policías y soldados caídos: “Hemos acordado fortalecer las acciones de protección al programa de víctimas, especialmente a las familias impactadas por la muerte de policías; vamos a movilizar de emergencia unos recursos para asistir a estos niños, a estos jóvenes”. Oscar Ortiz aseguró que ninguna muerte de policías y soldados quedará impune.