Gobierno de Estados Unidos cierra asilo a niños centroamericanos refugiados por violencia

Noviembre 10 de 2017. Agencias Internacionales. Como parte de las políticas anti inmigrantes impuestas por el presidente de los Estados Unidos, Donal Trump, también los niños y niñas que huyen de la grave violencia en Centro América también están sufriendo las consecuencias.

Tal como lo anunciaran en las últimas semanas, ha llegado a su final el Programa de Menores Refugiados de Centroamérica (CAM), por lo que ya no admitirá solicitudes de refugio de niñez que huye de la violencia en sus países.

“El Departamento de Estado no aceptará ninguna solicitud nueva para el programa de refugiados de CAM después de las 11:59 p.m. EST, el 9 de noviembre”, expresa dicha institución por medio de un comunicado de prensa.

La decisión de finalizar el programa de refugiados de CAM se hizo como parte de la revisión general del gobierno de los Estados Unidos al Programa de Admisión de Refugiados para el año fiscal 2018.

Según el Departamento de Estado, los Centros de Apoyo al Reasentamiento en El Salvado, Honduras y Guatemala continuarán preseleccionando a los solicitantes que presenten sus solicitudes antes del 9 de noviembre, fecha límite. Todos los requisitos, como las pruebas de ADN, los controles de seguridad y los exámenes médicos siguen siendo los mismos.

El programa de refugiados CAM entró en vigencia el 1 de diciembre de 2014 bajo la administración del expresidente Barack Obama, y permitió que ciertos padres legalmente presentes en los Estados Unidos soliciten una entrevista de reasentamiento de refugiados para sus hijos y familiares elegibles que son nacionales de El Salvador, Guatemala y Honduras.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en los últimos tres años más de 150 mil niños centroamericanos no acompañados fueron detenidos en la frontera norteamericana.