Inminente extradición a España de ex coronel Inocente Orlando Montano

 

Martes 22 de de agosto 2017. Al parecer, la impunidad en las atrocidades cometidas contra la humanidad, tarde o temprano llega a su fin; en El Salvador, muchos casos acaecidos durante la guerra civil de los años ochentas, por múltiples razones, se han mantenido en la impunidad; pero uno entre tantos, se ha mantenido de alguna forma activo, debido a que los familiares y compañeros de las víctimas no han callado en su procura de justicia: el caso Jesuistas.

Ayer se supo que un juez de Estados Unidos  ha resuelto el desbloqueo de la extradición a España del ex coronel y ex viceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano, acusado  de ordenar el asesinato de cinco jesuitas españoles en noviembre de 1989.

Terrence W. Boyle, de la Corte de Carolina del Norte, ha establecido que no existen causas para que continúe  deteniéndose la extradición a España de este ex militar implicado  y requerido por el juez de la Audiencia Nacional española, Eloy Velasco.

Una jueza de EE.UU. aprobó la entrega a España de Montano en febrero de 2016, pero justo después la defensa del salvadoreño bloqueó el proceso con una denuncia en la que cuestionaba las condiciones de detención del acusado, un procedimiento jurídico conocido como “hábeas corpus”.

El recurso de exhibición personal interpuesto por la defensa en el 2016 contra la resolución que ordenaba la extradición  fue rechazado nuevamente, al dictaminarse que España tiene capacidad para investigar la masacre de la madrugada del 16 de noviembre de 1989, cuando fuerzas del Ejército salvadoreño asesinaron a los sacerdotes y a dos de sus trabajadoras.

Los sacerdotes asesinados son los españoles Ignacio Eyacuría, REctor de la UCA, Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró,  y el salvadoreño Joaquín López; junto a ellos Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, ambas salvadoreñas.

En su orden, el juez Terrence W. Boyle determinó que “no se ha producido ninguna irregularidad en el proceso de extradición”, como argumenta la defensa, y que el tratado de extradición entre EE.UU. y España determina que las autoridades estadounidenses deben entregar a los acusados de asesinar a nacionales españoles.

“La corte concluye que la extradición ha seguido prácticas aceptables y no parece tener una base débil”, determinó el juez en un breve fallo, de cinco páginas.

Con su negativa a atender la petición de la defensa, el magistrado también negó a Montano la posibilidad de salir en libertad bajo fianza debido a su avanzada edad, 75 años, y la diabetes y el cáncer de vejiga que sufre y que le hacen depender de una bolsa para ir al baño.

La Justicia de El Salvador celebró un juicio contra Montano y otros 19 militares, pero el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco consideró que fue un fraude de ley porque los hechos no fueron, a su juicio, correctamente investigados y, por eso, reclamó en 2011 la extradición de los acusados.

Los diferentes crímenes de guerra cometidos en El Salvador durante la guerra civil no han sido juzgados por la promulgación de una ley de amnistía en 1993.

En julio de 2015, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) salvadoreña anuló esa ley de amnistía, lo que supuso la reapertura de procesos judiciales como el de la masacre de los jesuitas, y el caso del magnicidio de Óscar Romero (1980), ahora beato de la Iglesia católica.