La abusiva campaña electoral adelantada

 

Jaime Ulises Marinero

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio a conocer la semana pasada que dicho organismo ordenó el retiro de dos vallas con propaganda, al considerar que se violaba la normativa electoral al ser parte de campaña electoral adelantada de candidatos de alcalde y diputados. Estoy seguro que deberían ser cientos o miles de vallas publicitarias, así como anuncios en radio, especialmente en programas deportivos, los que deberían ser suspendidos por la misma situación. Campaña adelantada.

La verdad es que todos los partidos y sus posibles candidatos están en campaña adelantada, incluso algunos hasta pidiendo el voto por ellos o utilizando abusivamente fondos, recursos y personal de las municipalidades para promoverse. Hay municipios inundados de vallas promocionado la fotografía o el nombre del alcalde y el logo o los colores del partido.

Hay alcaldías que se han convertido en “bunker electorales” a favor del alcalde de turno, ante la parsimonia de los concejales representantes de los otros partidos. Hay precandidatos a diputados y alcaldes que realizan trabajo de campo promoviéndose y aprovechándose de la necesidad de las personas. Algunos regalan huacales plásticos, lentes sin receta médica, alimentos vencidos, medicinas vencidas, gorras con logos de partidos, camisas de pésima calidad, cántaros y un largo etcétera.  Aunque no lo hacen abiertamente, de manera solapada piden el voto y hacen promesas que de ninguna manera van a cumplir.

Recordemos que actualmente no hay candidatos, sino precandidatos, pues el período de inscripción para diputados, alcaldes y concejales, inicia el 5 de octubre próximo y termina el 18 de diciembre. En ese contexto, oficialmente la campaña electoral para diputados comienza el 3 de enero de 2018 y un mes después inicia la campaña electoral para alcaldes y concejales. Ambas campañas se cierran oficialmente el 28 de febrero, para que las elecciones se realicen el 4 de marzo. Sería bueno que el TSE no permita la inscripción de aquellos precandidatos que ya permanecen en campaña activa.

A estas alturas ya están definidos todos los precandidatos, salvo algunos que seguramente se quedarán al margen por incumplir algunos requisitos o por tener problemas de orden legal. En todo caso las cartas ya están echadas. Todos los precandidatos deberían dedicarse a construir sus planes de trabajo, pero hacerlo sin abusar de las necesidades de la gente y sin usar recursos ilegales o producto de la corrupción. Desde luego que la consulta ciudadana es fundamental, pero entre consultar y aprovecharse de la gente hay mucho trecho.

El gobierno central, los partidos y los precandidatos ya están en campaña. Bajo la argucia de que andan consultando a las bases y a la población en general para construir sus plataformas de gobierno local o su plan de trabajo parlamentario, visitan comunidades y se ofrecen como redentores. No piden el voto, pero piden apoyo para ganar las elecciones y ese apoyo es a través del voto.

Hay precandidatos (as) que ya hicieron el ridículo y otros que ya dieron claras muestras de buscar intereses personales. Algunos de manera antiética se dedican a realizar propaganda negra, atacando a sus posibles rivales sin importarles si difaman o calumnian. Otros ya hacen ostentación de su poder económico para confundir a la ciudadanía y algunos hasta se aprovechan de sus cargos o funciones actuales para engañar a la población y contrarrestar a sus adversarios.

La ciudadanía  debe estar consciente que ningún precandidato se venderá como alguien arribista o corrupto. Todos  se ofrecerán como portadores de soluciones bonancibles y artífices de un mundo mejor.  Ningún precandidato a alcalde dice que robará, que llenará las alcaldías de activistas, que no será transparente y que buscará beneficios para los suyos.  Prueba de que la mayoría incumple normas o leyes es que ya están en campaña, pese a que la ley electoral se los prohíbe.

Mi consejo al TSE es que genere confianza en la población sancionando con rigor a los que se han adelantado en la campaña. A cada votante, mi recomendación es que si llegan precandidatos de ARENA, FMLN, PCN, PDC, GANA, CD o cualquier partido, les pidan propuestas concretas, les cuestionen por su campaña adelantada y, pues acepten sus regalos, toda vez que sean útiles. Al final, cuando estén frente a la urna, voten por quien su conciencia les dicte.