La juventud del FMLN piensa como su veterana dirigencia

Tres representantes de la Juventud del partido de gobierno hablaron con El Faro sobre el rumbo de El Salvador, la economía, la inseguridad y la democracia. Al igual que los excomandantes guerrilleros que conducen al FMLN, los tres miran un país distinto al que pintan las cifras oficiales en áreas como gasto social, pobreza o crecimiento económico. En algunos casos incluso parecen ignorar la realidad y rechazan que este segundo gobierno efemelenista pueda estar haciendo algo mal. Según ellos, El Salvador lleva buen rumbo, y hay quienes perciben lo contrario debido a un permanente “bombardeo de noticias negativas”.

Dos días después de publicada la entrevista con la Juventud de Arena, El Faro buscó una entrevista con la Juventud del FMLN. Sus representantes pidieron pactar los temas y después de una semana aceptaron una hora de entrevista. El Faro les hizo una entrevista en dos partes, una de ellas pensada para formato vídeo que incluía 11 preguntas cerradas sobre el aborto, la desdolarización, el aumento al IVA, las ejecuciones extrajudiciales… Al inicio, hubo alguna resistencia a la dinámica. “Yo no estoy de acuerdo con esa metodología”, dijo el secretario de Juventud, Charlín Zúniga, cuando se les explicó el mecanismo de la entrevista. Sin embargo, participó. ¿Alguien que es de izquierda piensa que el país se debe desdolarizar? Los tres entrevistados respondieron que sí. Lo interesante de algunas respuestas es que van en sentido contrario a la actuación del partido, como en este caso, en el que desde hace 10 años los efemelenistas retiraron de su discurso la necesidad de retornar al colón… ¿Alguien que es de izquierda apoya el aborto en las cuatro causales? Los tres entrevistados respondieron que sí. ¿Alguien de izquierda piensa que hay que aumentar en dos puntos el IVA? Aquí se dividieron: hubo dos sí y una indecisión…
Hubo un momento en que simplemente se rehusaron a responder: fue cuando se les preguntó si el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, debería ser el candidato presidencial del Frente en 2019. El Faro reveló en marzo pasado, que a pesar de que todas las encuestas muestran que el político salvadoreño mejor posicionado ante el público es el alcalde efemelenista Bukele, y a pesar del interés de este en una posible postulación, el FMLN prácticamente ha descartado ese nombre para 2019.

A juzgar por las respuestas que dieron, los entrevistados viven en un país distinto al que reflejan los datos oficiales de pobreza, inseguridad y economía. Creen que El Salvador está creciendo adecuadamente y que la pobreza se está reduciendo, aunque las cifras oficiales digan lo contrario. La pobreza, por ejemplo, aumentó en los últimos dos años sobre los que hay información disponible.

En esta entrevista, el secretario de Juventud del FMLN y compañeras aplauden cada una de las acciones de su dirigencia. Sin matices defienden y repiten las ideas que ya han ventilado los principales voceros del FMLN ante la opinión pública. Sus palabras sobre un buen gobierno y un buen rumbo de país parecen calcadas del discurso de la dirigencia efemelenista, compuesta por los veteranos excomandantes guerrilleros que dirigieron la guerra entre 1980 y 1992.

En enero de 2017, con motivo del 25o. aniversario de la firma de la paz, una encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA reveló que el 79.4 % de los salvadoreños mayores de 18 años creen que el país está peor o igual que antes de la firma de la paz. La economía de El Salvador creció por última vez más de 4 % en el año 1997.

Los tres entrevistados se cuidan de alejarse un solo milímetro de lo que pregonan cada vez que pueden sus máximos dirigentes. El secretario general, Medardo González, fue un comandante guerrillero y es, desde 2004, el secretario general efemelenista. 13 años en el cargo. 13 años sin renovación, sin contienda interna. La secretaria nacional adjunta, Norma Guevara, también es una exjefa guerrillera. Y otros de los principales dirigentes del partido, como José Luis Merino, fueron también jefes guerrilleros. La diferencia generacional, sin embargo, pareciera no existir cuando los entrevistados responden las preguntas de El Faro sobre democracia interna o sobre el fenómeno de violencia cuyas principales víctimas son jóvenes.

Esta entrevista fue realizada el viernes 24 de marzo en el centro cultural Monseñor Romero, en la UCA, en el salón de ensayos de teatro. Los voceros de la juventud fueron Charlín Zúniga (CZ), secretario nacional de la Juventud del FMLN y miembro de la Comisión Política del partido; Rosa Ortiz (RO), del Consejo Nacional y de la Comisión de Comunicaciones de la Secretaría Nacional de Juventud, y Anabel Belloso (AB), también la Comisión Política. Charlín Zúniga tiene 29 años, Rosa Ortiz, 23, y Anabel Belloso, 30.

¿En el futuro, el FMLN debería proponer el bimonetarismo en su plataforma?
AB: Los expertos en economía que trabajan al elaborar las plataformas de gobierno son los que podrán plantearlo en el momento preciso. No podemos adelantarnos a decir que en una próxima plataforma sería el momento indicado. No me atrevería a decir esa afirmación.

¿Pero esa es una promesa que sigue vigente?
AB: No, no es una promesa. Como Juventud creemos que ser dolarizados nos vuelve más dependientes o nos ata de manos para poder hacer frente a las crisis económica.

¿Y ustedes cómo evalúan, en general, la situación económica del país?
CZ: Los niveles de pobreza han reducido. Incluso, los empleos han aumentado.

¿Con base en qué decís eso?
CZ: Vamos a hablar de Juventud, de programas (del Injuve) a donde van jóvenes a la reinserción laboral, muchos de ellos se quedan laborando. Hay un estudio que dice que se redujo la pobreza en 2.5 %. Esos índices marcan de que vamos mejorando en todo ese proceso. Las familias tienen un beneficio. El beneficio de los paquetes escolares es un gasto que ya no tienen, eso les ayuda inclusive a la economía de la población salvadoreña.

Los números de la Encuesta de Hogares y Propósitos Multiples de 2015 (los más reciente) dicen que el número de personas en situación de pobreza aumentó. El gobierno de Salvador Sánchez Cerén recibió el país -en 2014- con el 31.9% de salvadoreños en pobreza. En 2015, el porcentaje aumentó a 34.9%, que en la práctica serían 244 mil personas en situación de pobreza. 

¿Qué le responderías a la gente de muchas comunidades que cree que no hay oportunidades ni esperanza y que está pensando huir del país?
CZ: Es un fenómeno muy complicado. Es un factor que no solo le toca al gobierno asumirlo, sino que también a las empresas privadas que están presionando, explotando al trabajador y no abriendo espacios, sino llevando al trabajador a hacer más horas de trabajo. Entonces también hay que hacer un llamado a la empresa privada a que también abra espacios laborales, no solo al gobierno. Muchas veces solo atacamos al gobierno, pero los otros factores que influyen en la economía tampoco se ven y salen en los medios de comunicación atacando y desgastando al gobierno.

¿Creés que en los últimos dos gobiernos ha cambiado el contexto en el que viven muchos de los jóvenes que dicen no ver oportunidades?
CZ: Sí, mirá la educación. ¿Cuántos jóvenes están ingresando a la escuela, al bachillerato con los paquetes escolares? ¿Ese no es un beneficio para la población salvadoreña? Muchos de esos jóvenes están optando por estudiar y estamos reduciendo el índice de analfabetismo en nuestro país. Estábamos casi al 17 o 18 % de analfabetismo en nuestro país, ¿creés que eso beneficia a la economía de nuestro país?

Los últimos registros del Ministerio de Educación a los que tuvo acceso El Faro evidencian una agudización de deserción por razones de inseguridad. Para 2009 era la causa de un total de 6,114 retiros en los niveles de educación básica y media, y para 2014 lo fue para 13,402 abandonos. Un incremento del 120 %. Aunque el problema afectó a casi 1 de cada 100 estudiantes, las autoridades creen que otras causas de deserción, como “cambio de domicilio” o “cambio de escuela” esconden una buena parte de las dimensiones reales del problema por el desplazamiento forzado por pandillas.

¡Pero no es así!
CZ: Quiero terminar. A la derecha le conviene tener un país así y entonces hay que ver todos los factores y nosotros como gobierno del FMLN hemos estado tratando de impulsar el tema de educación, creando espacios para la juventud. Somos casi 2 millones de personas entre los 18 y los 29 años.

Pero la Presidencia de Sánchez Cerén prometió elevar el presupuesto de Educación del 3.5 % al 6 % del PIB para 2019, y hasta el momento está igual que cuando comenzó y no parece que vaya a lograrlo en los próximos dos años.
CZ: ¿Estás seguro de que no se ha logrado?

Sí, estoy seguro.
CZ: haría la pregunta porque en la Universidad de El Salvador se ha aumentado a 1.8 % creo.

Eso no es lo que dice…
CZ: Permíteme, que no he terminado. ¿Ya terminó Sánchez Cerén su periodo? No. Entonces este es un gobierno que va a cumplir su plataforma en un período de cinco años. El gobierno, como lo prometió, va a dejar al 6 %.

¿Y qué responden a la gente que se queja de que han pasado ocho años de gobierno del FMLN y el promedio de crecimiento económico no supera el 2 %?

No van ni 10 minutos de entrevista y Rosy Ortiz frena. Pide revisar el temario pactado antes de continuar, porque cree que las preguntas se están saliendo de lo convenido.

Rosy Ortiz: Antes de continuar con la entrevista quisiera que, por favor, nos mantengamos en la idea de los tres temas que con Nelson Rauda concertamos, que eran juventud en la política, democracia interna del partido y renovación del partido. Si le podemos dando un giro a la entrevista con los temas que habíamos concertado…

Estos son temas de política en los que estamos consultando la opinión de la juventud del partido.
RO: Sí, sí, es importante. Pero si podemos ir haciendo un giro a los temas que ya habíamos concertado. Desde luego, para nosotros estos temas son de coyuntura nacional y también son importantes.

Repetimos: ¿Qué responden a la gente que dice que han pasado ocho años de gobierno y el promedio de crecimiento económico no supera el 2 %?
AB: Cuando nosotros asumimos el gobierno en 2009 la economía estaba a -3.5 %, un crecimiento negativo. En una economía bajo una trampa de lento crecimiento, nosotros hemos venido recuperando esa economía para llegar, por ejemplo en 2015, a un crecimiento del 2.5 % y en 2016 un crecimiento del 2.4 %. Son cifras que han venido en aumento, hemos mantenido ese crecimiento de forma constante y esperamos que para este año sea igual. En el nivel macroeconómico nuestras cifras son positivas, la inversión extranjera ha incrementado, las exportaciones han incrementado.

El Salvador es el país con más mediocre crecimiento económico en la región en la última década. En 2015, cuando este gobierno celebraba un crecimiento de 2.5 % -el mayor en los gobiernos del FMLN-, Nicaragua crecía 4.9 % y Guatemala 4.1 %. Costa Rica lograba un 3.7 % y Honduras, 3.6 %. La última vez que El Salvador creció 4 % fue en 1997. 

¿Y qué autocrítica harías a la situación en la que vivimos? Hay quienes no perciben esos beneficios del crecimiento que vos decís que hay.
AB: ¿Autocrítica?

Sí, sí, a la gente desempleada y que no encuentra trabajo, a quienes están saliendo del bachillerato y no ven oportunidades
AB: No haría una autocrítica sino que haría ver a la población estas cifras positivas. Es que se juega una guerra de percepciones con los medios de comunicación que, día a día, lo que hacen es bombardear de noticias negativas y no se informan a la población lo que vamos avanzando y todo lo bueno que se está haciendo.

¿En serio creen que de eso se trata, de bombardeo noticioso?
AB: El año pasado hubo un incremento en el empleo, pues, en la tasa… perdón, mayores oportunidades de empleo, lo que permite reducir la tasa de desempleo y, claro, venimos arrastrando una serie de problemas. A pesar de que ya llevamos ocho años en el gobierno, tenemos retos todavía y para los cuales se están aplicando medidas que puedan subsanarlos.

Supongo que ustedes trabajan en comunidades donde hay gente oprimida por las pandillas y jóvenes que también se quejan del abuso policial. ¿Han oído algo?
CZ: Sí, claro, nosotros hacemos trabajo con las comunidades. Nosotros somos pueblo, somos parte de ellos. Estamos totalmente en contacto directo con ellos. Los gobiernos de derecha han reprimido. Nuestro gobierno ha sido un gobierno que no está totalmente en un enfoque de reprimir, sino que hay tres vías. Una es la prevención de la violencia, ¿me entendés? La segunda sería la reinserción de estas personas hacia la sociedad y la otra sería combatir la delincuencia. Son tres vías claras. Entonces en una de esas, todos los jóvenes pueden optar a esas vías. Y por eso existe el programa “Yo cambio”, que estamos implementando.

Quizá hice mal la pregunta. ¿Qué insumos reciben ustedes de estos jóvenes que están en las comunidades de alto riesgo? ¿Qué información reciben ustedes de lo que preocupa a esos jóvenes?
CZ: ¿En qué sentido de qué les preocupa?

Por ejemplo, el año pasado, en la comunidad Las Palmas…
CZ: Ya cambió mucho de un año para acá.

Los jóvenes de ahí se quejan de los cateos permanentes de la Policía, pero la pregunta es: ¿qué insumos reciben de los jóvenes que están en las comunidades con las que ustedes trabajan? ¿Qué necesidades expresan?
CZ: Vaya, mirá, sentirse parte de esta sociedad, sentirse parte de un proyecto. El joven quiere sentirse parte, desde donde está, desde el arte y desde la cultura, desde el grafito, ¿me entendés? Y nuestra Policía ahora sabe identificar qué es un tatuaje de pandillas y qué es un tatuaje artístico, pues. Te puedo comentar un ejemplo: hemos montado festivales “Avenida Revolución”, donde llega una cantidad de jóvenes y ninguno de esos jóvenes ha sido reprimido y se sienten incluidos, se sienten parte. Cuando el joven se siente parte, defiende lo que tiene, y por eso las encuestas marcan que la simpatía está al lado del FMLN, porque somos los que hemos abierto ese espacio.

Hemos hablado de economía y seguridad, y las opiniones de ustedes se parecen muchísimo a lo que expresan los sábados en el Festival del Buen Vivir los altos funcionarios de gobierno. El mensaje de ustedes replica el de los principales voceros del gobierno. ¿Por qué?
CZ: Sencillo: mirá, nosotros somos un proyecto de transformación del país, somos un partido revolucionario, democrático y socialista. Y nos caracterizamos por ser un partido unido. Lo que nos mueve es esa combinación, ese acompañamiento entre las dos generaciones. Nosotros no vamos a dejar que nos quiten la experiencia de los mayores. Ellos fueron jóvenes que aportaron a este proceso, que dieron toda su juventud para eliminar una dictadura militar y ahora podemos estar conversando, hacer este tipo de entrevistas. Entonces tenemos un solo idioma y nuestra ideología nos funda en eso, y nuestro objetivo es el pueblo.

Decís que son un partido democrático y unido. Hace poco el alcalde de San Miguel, Miguel Pereira, decía que había sido confirmado por el secretario general, Medardo González, como el candidato para la reelección. O sea, sin ninguna competencia. ¿Qué predomina en el FMLN: la democracia o la unidad?
RO: Mirá, no es que predomina una cosa sobre la otra. En el FMLN hay una democracia y yo quisiera confirmar, realmente, si eso de nuestro alcalde Miguel Pereira fue así como se dice. Nosotros tenemos procesos y metodologías establecidas. Ahora estamos cumpliendo también la Ley de partidos políticos, que nos manda hacer primarias, y eso en el FMLN no es nuevo, años atrás ya habíamos tenido primarias. Nuestra militancia está consciente de que tenemos que ir a esta fiesta electoral unidos, y muchas veces se dice que para nosotros no existe la democracia porque en muchas ocasiones hay solo un candidato.

Como Medardo González, en las pasadas elecciones.
RO: Sí; pero Medardo y Norma, hay que aclarar… para nosotros existe una palabra muy importante, y es consenso. Consenso para nosotros es construcción colectiva de las distintas ideas que surgen en las discusiones; pero que juntos y juntas construimos colectivamente y sacamos consensos para estos procesos. Con respecto a la elección de Medardo y Norma, el 90 % de los registros en el padrón apoyaron a esa candidatura, y el 70 % de los registrados como electores reafirmaron eso. Entonces, vos no me podés decir que eso es una cuestión impuesta, cuando más del 50 % de las personas que votaron en ese proceso electoral interno reafirmaron las candidaturas del compañero Medardo y de la compañera Norma.

El FMLN pondera más el discurso de unidad que el de un partido plural en el que hay disensos y debates de ideas.
RO: No. La verdad es que un partido unido… para nosotros no necesariamente es un partido en el que la diversidad de ideas distintas no son tomadas en cuenta por fortalecer la unidad. Es que eso es precisamente lo que nos hace unirnos. Entrar en debate hacia las ideas, entrar en discusión sobre las distintas decisiones que se quieren tomar; pero esa discusión enriquece… y vieran cómo enriquece la unidad de nuestra militancia a la hora de tomar las decisiones.

¿Qué piensan por ejemplo de forma en que disiente el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele?
RO: ¿Que disiente en qué?

Por ejemplo, cuando el FMLN promovió reformas a la Ley de Acceso a la Información Pública para quitarle facultades al Instituto de Acceso, Nayib dijo que eso era un retroceso en materia de transparencia. El alcalde también dijo que el Sitramss era un error, y que la calles estaban mal por culpa del ministro de Obras Públicas, o cuando dijo que ser de izquierdas era no aumentar el IVA ni generar impuestos regresivos…
AB: Esa es una muestra clara de que las opiniones diferentes cualquiera puede expresarlas, si van orientadas a construir. No es que sea solamente una crítica que se queda a nivel de crítica y no aporta otro tipo de propuesta. Si él lo hace, así como otros compañeros, en ningún momento se veta porque ha dicho algo de ese tipo. Hay opiniones diversas, como lo ha planteado la compañera Rosy, que al final lo que viene es a contribuir a unificar una propuesta, una decisión; pero son válidas. En ningún momento es que se niegue la posibilidad de pronunciarse. Lo que sí quizás a veces se puede valorar, es qué tanto abona que sea a nivel de un tuit, a nivel de una declaración y no tal vez en un espacio donde esa misma crítica o ese mismo cuestionamiento puede encaminar a construir, más que a generar polémica. Es lo que yo podría decir.

CZ: Igual. Nosotros trabajamos con base en organización, como te decía, desde todas las estructuras, hacemos debate, hay críticas, todo el partido está formado por eso. Nosotros sí nos caracterizamos por un principio: la crítica y la autocrítica. Que a nosotros nos ayuda a construir un objetivo en común. Un objetivo en común o una estrategia o puede llamarse una candidatura que nos digamos: “no, vaya esta vamos apoyar”.

Dos de ustedes, Anabel y Charlín, son parte de la Comisión Política. ¿Alguna vez han tenido una discusión con Medardo González, con Norma Guevara o con algún alto dirigente de la Comisión Política por algún tema?
AB: No se trata de discusión…

¿O algún disenso de ideas, pues?
AB: Se trata de debate, claro, ahí todos los que conformamos la Comisión Política planteamos nuestra postura ante diferentes temas, pero al final lo que prevalece es llegar a construir esa decisión, o esa propuesta, o esa medida o lo que sea, que venga a abonar al desarrollo y al avance de nuestro proyecto como partido porque es lo esencial.

¿Y nos pueden mencionar un ejemplo de uno de esos debates en que ustedes se pusieron de un lado y ellos se pusieron de otro?
CZ: Mirá, son diálogos en diferentes temas.

¿Un ejemplo?
AB: No viene al caso dar un ejemplo porque hay una infinidad de temas que se tratan y en infinidad de temáticas las posturas son diferentes.

Dennos un ejemplo de tema de mayor repercusión en que ya haya pasado eso y que se haya resuelto…
CZ: Mirá, lo que te vamos a dejar claro es que en todas las estructuras hay debate y hay diálogo para construir, entonces, no podemos… En general podemos decir: para todos los temas hacemos un debate.

Es difícil entender de lo que habla el FMLN si no sabemos de qué se debate en el partido.
CZ: ¿Cuántos temas hay sobre la palestra? Todos los tema se debaten.

¿Se debate aborto, por ejemplo?
RO: Por supuesto, se debate aborto, se debate LGBTI, crisis fiscal del país, elecciones internas, etcétera, no podemos mencionarte un tema en específico porque cada vez que…

AB: Es un proceso…

RO: Cada vez que nos reunimos en Consejo Nacional, que se reúnen los compañeros en Comisión Política, que nos reunimos en todos los espacios de dirección del partido hay debate, hay crítica, hay diferentes propuestas.

¿Ustedes creen que su partido está conectado con los jóvenes?
RO: Claro que sí. Una cosa es venir aquí, sentarnos y decir “sí, estamos conectados y ya estuvo”, pero muestra de ello es que podemos decir, con mucha alegría, que la juventud del FMLN es una juventud que cuenta con estructura organizativa en el territorio nacional. Tenemos 14 secretarios departamentales de juventud, con sus colectivos departamentales, en los 262 municipios hay un secretario municipal nombrado y en la mayoría de ellos tenemos colectivos municipales de juventud. ¿Qué hacen estos jóvenes? Organizar, movilizar, formar a la juventud de sus territorios, de sus cantones, etcétera, y esto desde luego nos ayuda a fortalecernos. Muchas veces el joven ve a la dirigencia de los partidos en la palestra, allá bien alejados; pero no, yo, Rosy, Charlín, Anabel, somos pueblo, venimos del cantón, venimos del municipio. Entonces esa es nuestra ventaja estratégica, estar inmersos en la población, saber lo que siente el vecino, lo que siente la comunidad

¿Y creés que el vecino respira que el país va bien?
RO: Mirá, yo no sé qué respiran tus vecinos…

¿Pero tus vecinos respiran que el país va bien?
RO: El que está a la izquierda, una señora que tiene cinco hijos, y antes de que el FMLN llegara al gobierno, ni uno estudiaba, ni uno. Ahora, los cinco pueden ir a la escuela, y el más grandecito, ahora tiene acceso al bachillerato porque le dan paquetes escolares, porque le dan zapatos. Antes uno iba a la escuela; pero iba con unos zapatos con hoyos que… les diré que eso es bien complicado. Así que mis vecinos, el de la izquierda respira vientos de cambio. El de la derecha, ese tiene un trabajo bastante bueno; sin embargo, también veo que siente que esto ha sido diferente.

Ustedes como jóvenes, ¿no creen que la política de este país necesita un cambio? O sea, así como se están llevando las cosas en, por ejemplo, la Asamblea Legislativa…
RO: La política partidaria.

¿No les indigna ver lo que pasa en la Asamblea?
RO: Por supuesto, indigna sobre todo ver que este gobierno ha tratado de generar un ambiente de diálogo. Miren: un país no avanza si las diferentes fuerzas políticas no nos podemos a dialogar, porque como ya lo dijimos, hay distintas formas de pensar, no exigimos ni necesitamos que todos pensemos igual, no es esa nuestra idea primordial. Es necesario que todos tengamos distintas formas de pensar; pero que tengamos la capacidad, por un país que nos necesita, por la gente, de negociar. A nosotros, jóvenes mortales, nos indigna ver que la derecha se levante de la mesa de negociación y ya estuvo, como que no pasa nada, como que no son importantes ellos, por supuesto que son importantes, son necesarios para dialogar.

Cuando me refería a lo indignante que ocurre en la Asamblea me refería a que todos los parridos representados en la Junta Directiva -por ejemplo- se reparten beneficios que muchas veces no están acorde con las condiciones del país que tenemos.
RO: ¿Qué tipo de beneficios?

Dos vehículos todoterreno para cada uno, dos celulares con planes de más de 100 dólares, un seguro de salud millonario, viáticos…
RO: Sí… seguro de salud…

… Vales de gasolina…
RO: Sí…

Aparte del salario que tienen. Por ejemplo, solo el diputado Gallegos en seis años logró 400 mil dólares en bonificaciones extra a su salario.
RO: Sí…

… Y así hay diputados del FMLN que han percibido más beneficios éticamente reprochables.
AB: El presupuesto de este año de la Asamblea tuvo una reducción considerable con respecto al presupuestos anteriores

No: hablo de lo que en los últimos años ha indignado a mucha gente por lo que ocurre en la Asamblea y que se ha sabido en gran parte gracias a la Ley de Acceso a la Información…
AB: Y esa es la ventaja que tenemos ahora, que contamos con una Ley de Acceso a la Información, que permite que las cosas sean claras y que nosotros podamos tener todos esos datos que en años anteriores o en gobiernos o gestiones anteriores se nos ocultaban y que no dudamos de que atrás de eso iban inmersas otro tipo de cosas que sí podrían rayar en la ilegalidad. No como ahora, que todo se hace con base en la ley y la gente tal vez reprocha o se indigna porque los mismos medios remachan ese tipo de información para crear ese descontento…

¿No te parece indignante cómo se administra…?
AB: No, claro… A lo que voy es a que hay muchas cosas, como el tema del seguro médico con el que cuentan tanto los diputados como todo el personal de la Asamblea…

Es diferente el de los diputados respecto del seguro para el personal.
AB: Y hay otras instituciones del Estado que también gozan de esos beneficios. A veces es difícil decir de una sola vez “vamos a cortarlos” porque se genera otro tipo de problemas con la clase trabajadora dentro de la Asamblea…

¿No te parecería más coherente de un partido que dice ser del pueblo, usara los servicios que usa todo el pueblo?
AB: Claro, y hay compañeros que lo hacen.

La diputada efemelenista Jackeline Rivera insinuaba en sus declaraciones que al Seguro Social uno llega a morir y que se miraba la diferencia de atención cuando uno va a un médico del Hospital de Diagnóstico, lo decía para justificar el uso del seguro privado. ¿Qué piensan de esas declaraciones?
AB: ¿Qué hacemos con las declaraciones?

¿No hay una incoherencia ahí?
AB: Mirá, no sé si existen esas declaraciones en las que una diputada nuestro dijo que es mejor mantener el seguro privado, yo iría a buscarla.

Están publicadas en Diario El Mundo.
AB: Ya. Nosotros estamos conscientes de que la salud pública, el Seguro Social necesita que sigamos avanzando hacia la calidad, pero me parece un poco paradójico que estemos criticando estos años de gobierno en que no tenemos salud pública de calidad, de que le falta al Seguro Social, cuando en realidad…

… En realidad nunca hemos tenido.
AB: Exacto, en los únicos períodos que se ha tratado de reforzar, no se cobra cuota, se decía voluntaria, pero la teníamos que pagar. Se han abierto los Ecos familiares que se acercan a la gente de la comunidad, hace poco se abrió Seguro Social en Apopa, yo voy a una Universidad Nacional, he sido testiga que eso es cierto, que se han equipado, hemos ido viendo una serie de transformaciones en el ámbito de la salud que sí se perciben… el detalle es que si nosotros venimos a decir que en cinco años esto está hecho un paraíso, bueno, es que todo es un proceso.

Son casi ocho años ya.
AB: Nosotros desde luego quisiéramos que con el primer gobierno del FMLN, con este segundo, ya el país quedara perfecto, pero tenemos atrás 20 y muchos años más de gobiernos de derecha, que solo se interesaron en sus negocios propios. Si vamos a criticar, hagámoslo, pero hay un registro también que muestra que en el pasado se ha perjudicado a su población y no podemos obviarlo.

Decís que no hay que olvidarse del pasado. En las tribunas populares, Schafilk Hándal decía que había que pedir que se eliminara la Ley de Amnistía. Cuando se eliminó el año pasado, muchas voces del FMLN dijeron que la Sala de lo Constitucional con eso quería desestabilizar el país. ¿No es una paradoja? ¿Ustedes creen que hay que perseguir los crímenes de guerra o no?
AB: No es una paradoja. El sentido en que se criticó en su momento, es justamente eso, el momento en que lo hizo la Sala. Ustedes podrán ver desde que se declara inconstitucional esta ley, lo primero que sale, y no es que uno esté en contra de que se investigue crímenes, como la masacre de El Mozote o la del Sumpul… Lo que se critica, justamente el presidente lo dijo, es que la Sala con su accionar, no solo con la eliminación de la Ley de Amnistía, sino también con otras sentencias, está cumpliendo una agenda en la que hay más allá del trasfondo del derecho de la víctima a saber y a obtener justicia, que es el interés en atacar a compañeros que estuvieron en el conflicto y son señalados en diferentes momentos, por eso es que ellos emitieron esa resolución.

¿Y cuando era el momento adecuado para declarar inconstitucional la ley?
AB: Es que no… lo que pasa es que el país ha avanzado en el tema de la reconciliación… yo creo que cuando la ley se aprueba, desde su nacimiento fue oscuro, por eso se criticaba y Schafik…

Eso mismo.
AB: Eso fue hace 25 años, el país ha venido avanzando en su institucionalidad, tratando en estos gobiernos del FMLN de darle valor a los familiares de víctimas en los que se ha venido avanzando…

¿Tenemos avances? ¿Cuáles? Mataron a Romero hace años y su crimen no se ha esclarecido.
AB: Sí, no hay investigación, ayer fue su hermano a interponer… pero a lo que voy es a que en los tiempos de gobiernos de Arena no hubo un interés genuino de reconocer a las víctimas, de pedir perdón por aquello que el Estado cometió en su momento y dar oportunidades a las familias de las víctimas.

¿Entonces están en desacuerdo con que se haya eliminado la Ley de Amnistía?
AB: Es que es el momento el que se crítica, no la acción.

¿Hubieran preferido que hubiera sido mucho antes?
AB: Pues en su momento sí, es que lo que se criticaba es cómo surgió. Fue una ley que no fue totalmente discutida ni involucró todos los aspectos para tener la validez. Lo que se critica es el momento, y ahora hay programas y esfuerzos para ir sanando.

La pregunta es si están de acuerdo o no con la eliminación de la Ley de Amnistía.
RO: Ya respondiste.
AB: Ya respondí, ja ja ja

Schafik Hándal también denunciaba en las tribunas la existencia de grupos de exterminio. La Procuradoría para la Defensa de los Derechos Humanos ha registrado casos de ejecuciones extrajudiciales atribuibles a la Policía. Él decía que no habían aprendido las lecciones de la guerra y que seguían vigentes vicios del pasado. ¿Qué piensan de la actuación de la Policía, después de que la Procuraduría ha resuelto que la Policía está asesinando a personas y tiene 33 casos bajo investigación?
RO: Si existe el informe, que se investigue. Es el procedimiento legal necesario, que se investigue, que se llegue hasta donde se tenga que llegar si hay gente involucrada y realmente es culpable que se penalice como debe ser. Si se investiga y no se encuentra la suficiente forma de inculpar a esa persona, entonces, se desvanece. Nosotros estamos a favor de que la institucionalidad siga su rumbo, pero siga sin sesgos políticos ni de cualquier otra índole. Si hay gente que ha cometido alguna ilegalidad al ejercer su función, debe seguir su curso.

Pasemos a otro tema. Cuando en la parte de la entrevista para vídeo les preguntamos por Nayib Bukele, ustedes no respondieron. ¿Por qué no contestaron la pregunta de si Nayib Bukele debería ser el candidato presidencial del FMLN?
CZ: Nayib es buen alcalde, ha estado dándole un empujón a San Salvador y estamos seguros de que él va a seguir haciendo un buen papel en la Alcaldía.

¿Ustedes creen que irá por la reelección?
CZ: Creemos que él ha sido buen alcalde y ha hecho muchos proyectos.

¿Él es un líder natural del FMLN?
AB: La verdad es que Nayib a muchos de los alcaldes de derecha ha enseñado la forma de gobernar, esa es la naturaleza de todos nuestros alcaldes, no solo de Nayib.

¿Nayib Bukele es un político al que hay imitar?
AB: Todos nuestros alcaldes, los dirigentes, son seres humanos a imitar, Nayib es uno de esos alcaldes exitosos, como el de Mejicanos, como el de…

El de Mejicanos no es el político mejor valorado, según las encuestas.
AB: Es que no hemos hablado de popularidad.

RO: de su gestión.

AB: El valor de la persona, cómo alcalde, Nayib.

RO: Una cosa que quizá no respondimos porque ustedes mismos no han cuestionado, es que ahora por la Ley de Partidos Políticos estos deben hacer un proceso de elecciones internas, justamente si algo hemos aprendido a lo largo de nuestra historia es no caer en esa presión que los medios de comunicación ejercen porque nos pronunciemos a favor o en contra de cierta persona, aquí porque ha salido el tema de Nayib, pero en elecciones pasadas ha sido igual, nuestra dirigencia ha tenido el tino y sabiduría de anunciar así a los candidatos. Y hoy estamos en el mismo proceso, no nos adelantamos, estamos en año preelectoral, estamos en ese proceso, no nos vamos a adelantar.

La pregunta no iba a encaminada a si ustedes se pronunciaban a favor o en contra de Nayib Bukele. Queremos entender si Nayib Bukele cuaja en el partido como cuaja ya Óscar Ortiz o Medardo González.
RO: Si no cuajara no estuviera de alcalde.

AB: ni estaríamos diciendo que es buen alcalde y va a seguir siendo buen alcalde.

Pero me cuesta entender que…
AB: Si a vos te cuesta entender…

CZ: Insistimos, nosotros llevamos un proceso de elección interna dentro de nuestro partido y vuelvo y retomo lo que dice la compañera: llevamos un proceso democrático, nosotros no nos vamos a dejar imponer candidaturas de los medios de comunicación, nosotros llevamos un proceso interno.

El partido es una institución de servicio público, recibe fondos del Estado, ¡no es una empresa privada!
CZ: ¡Cuando ese proceso llegue entonces vamos…!

Pero es que estás hablando como si fuera empresa privada tu partido, el partido debe rendir cuentas a la gente, someterse al escrutunio.
CZ: ¿Por qué hablo como si el partido fuera empresa privada?

Estás hablando de proceso internos…
AB: Pero que son públicos a la vez.

RO: Es que damos cumplimiento a la Ley de Partidos Políticos y ese es un proceso, y ese tema no ha sido tema y no nos vamos a pronunciar sobre algo que tiene discusión.

AB: Solo decirte: el partido, es correcto, es una institución pública, pero tenemos fechas, somos…

¿Ustedes van a competir por algún cargo de elección popular?
CZ: No, pero muchos compañeros jóvenes van a competir, Anabel es diputada suplente. Algo primordial, la cuota de juventud se cumple. Somos un partido pionero en esto, tenemos representación con concejales en todos los municipios del país… Siete diputados propietarios jóvenes, tenemos dos en el Parlamento Centroamericano, tenemos una representación en todos los espacios del partido, habemos compañeros en el Consejo Nacional, la Juventud está en todos los procesos…

Durante la entrevista para vídeo también les preguntamos si alguien que es de izquierda puede votar para declarar tres días de duelo ante la muerte de un dictador militar. ¿Qué piensan ustedes?
AB: Es de saber que en la Asamblea ese mismo día que se votó por el duelo del general Romero, se incorporó al minuto de silencio una compañera guerrillera, madre de cinco hijos, que murió en el conflicto, Arena votó… Ya dije que nuestro país, a pesar de la polarización, avanza.

No es lo mismo que tres días de duelo.
AB: Exacto, pero así como en ese momento se apoyó esa medida, en otras votaciones Arena ha acompañado por votaciones de la izquierda que han tenido peso en nuestra historia. Es en esa vía, las diferencias las tenemos, pero es una madurez y avance de 25 años después de los acuerdos, es por eso que el grupo parlamentario vota y acompaña, en ningún momento es fallarle a aquellos compañeros caídos en la lucha…

Hipótesis: supongamos que Roberto d´Aubuisson no murió en los 90, murió hace poco. Sabemos que es señalado como uno de los asesinos de Romero. ¿Ustedes votarían por tres días de duelo, tomando en cuenta que fue presidente de la Asamblea?
AB: Si se pide por otros personajes, independientemente de quién sea, con ese enfoque, el partido y el grupo parlamentario del FMLN que esté en ese momento, haría el análisis y sería por esa vía para ir avanzando en ese tema, y no estar en ese confrontamiento hasta en ese nivel, y no es fallarle a la historia en ningún momento, nosotros reconocemos a todas nuestras víctimas, es un honor lo que aportaron a esa lucha y es un honor estar acá.