Medidas preventivas en el caso de movimientos sísmicos

 

RADIO CADENA MI GENTE

Septiembre 20 de 2017. El teritorio salvadoreño, por su naturaleza geológica, no está exento de la ocurrencia de terremotos. Los movimientos telúricos son sinónimo de terror, alarma, caos y pérdidas económicas. Sin embargo, todos estos temores desaparecen cuando se toma conciencia de que habitamos en un país sísmico y de que podemos tomar en cuenta ciertas medidas pertinentes para evitar el colapso.

Habitamos en una región en donde los movimientos sísmicos, aunque en su mayoría leves e imperceptibles para la población, son constantes. No obstante, como es natural, cada cierto tiempo existen altas posibilidades de que ocurra algún evento telúrico relevante.

Separándonos por completo de las leyendas urbanas, los sismos son completamente impredecibles. Pese a esto, sin bien no sabemos cuándo podrá ocurrir un fuerte terremoto tenemos pleno conocimiento de la localización de las fallas geológicas activas en el territorio nacional. Por lo tanto, en las poblaciones cercanas a las fallas, muy especialmente, deben estar preparados para cualquier eventualidad y considerar las siguientes recomendaciones:

Antes de un terremoto 

  • Tenga preparado, y en un lugar accesible para toda la familia, un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio a pilas, pilas, extintor, pito para enviar señales de alarma y provisiones (comida enlatada, agua embotellada para tres días al menos, destapador de latas, leche en polvo, cereales).
  • Asegúrese de saber cómo desconectar la luz, el gas y el agua en su vivienda. Además, mantenga en un lugar accesible las herramientas necesarias para cerrar las llaves respectivas.
  • Elabore un plan de contingencia familiar en caso que se presente un terremoto y su familia no se encuentre toda junta. En el plan deberá estar identificado un lugar seguro donde deberán reunirse si el sismo ocurre y no se encuentran juntos.
  • Tenga siempre a la mano directorio telefónico de emergencias con los números locales de Protección Civil, Bomberos, Asistencia Sanitaria y la Policía.
  • No coloque objetos pesados encima de muebles altos, asegúrelos en el suelo.
  • Fije bien a las paredes muebles como armarios, estanterías y sujete aquellos objetos que pueden provocar daños al caerse, como cuadros, espejos, lámparas, productos tóxicos o inflamables, etc.
  • Revise la estructura de su vivienda y, sobre todo, asegúrese que chimeneas, aleros, revestimientos y balcones tengan una buena fijación a los elementos estructurales. Si fuera necesario, consulte a un técnico en construcción.
  • Identifique en casa, escuela o lugar de trabajo, los lugares más seguros ante un sismo y las áreas más peligrosas y susceptibles de daño donde se evitará ubicarse si ocurre un terremoto.
  • Para un rápido desalojo coloque las llaves en una repisa cercana a la puerta de salida. Mantenga las salidas libres.
  • Verifique permanentemente el funcionamiento de las lámparas de emergencia.

Durante el terremoto 

  • Reaccione con serenidad y ponga en marcha su plan de emergencia. Evite correr.
  • No utilice ningún tipo de llama (cerilla, encendedor, vela, etc.) durante o inmediatamente después del temblor. Si está cocinando apague la hornilla y protéjase.
  • No se acerque ni penetre en los edificios para evitar ser alcanzado por la caída de objetos peligrosos (cristales, cornisas, etc.). Vaya hacia lugares abiertos, no corra y cuidado con el tráfico.
  • Si está bajo techo protéjase debajo de una mesa, escritorio, pupitre o cama fuerte. Si estos se desplazan con el movimiento del piso muévase con ellos, recuerde que pueden caer objetos pesados como ladrillos, lámparas, ventiladores, artefactos eléctricos, bibliotecas, etc. Si no hay muebles donde protegerse, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina interna de la edificación.
  • Aléjese de ventanas, espejos y puertas de vidrio.
  • Procure no separarse de su familia.
  • Si está en la calle, aléjese de edificaciones, paredes, postes, árboles, cables eléctricos y otros elementos que puedan caer.
  • Si está en un lugar muy concurrido (teatro, cine, estadio, metro, etc.) no se desespere ni corra hacia las puertas, ya que muchas personas se harán daño al intentar salir con pánico.
  • Si está en la playa salga rápidamente del agua y retírese de la orilla a una distancia de por lo menos 300 metros, ya que pueden ocurrir grandes marejadas.
  • Los vehículos particulares o de transporte público deben estacionarse a la orilla de la calle o la carretera, lejos de objetos que puedan caerle. Trate de no detenerse encima ni debajo de un puente. Permanezca dentro del vehículo hasta que finalice el temblor.
  • Si se encuentra en una zona montañosa, esté alerta por las rocas y otros materiales que puedan desprenderse.
  • Si está dentro de un edificio, quédese dentro; si está fuera, permanezca fuera. El entrar o salir de los edificios sólo puede causarle accidentes.
  • Dentro de un edificio busque protección bajo estructuras fuertes: bajo una mesa o cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, pared maestra o en un rincón y proteja su cabeza con los brazos. Aléjese de las ventanas, balcones o paredes externas.
  • No utilice el ascensor y nunca huya precipitadamente hacia la salida.
  • Fuera de un edificio aléjese de cables eléctricos, cornisas, cristales, barandas, etc.

Después del terremoto 

  • Active el plan de emergencia. Al finalizar el movimiento desaloje con prontitud y en orden la escuela, la casa, el lugar de trabajo o cualquier otro lugar. Acuda al lugar previamente establecido.
  • Al desalojar lleve consigo el maletín de primeros auxilios. Si se encuentra en un edificio sólo use las escaleras, recuerde que puede quedar atrapado si usa el ascensor.
  • No encienda fósforos, velas, ni yesqueros ya que es probable que haya un escape de gas.
  • Aléjese de construcciones que se puedan derrumbar.
  • Desconecte el servicio del gas, el agua y la electricidad.
  • De producirse un incendio apáguelo siempre y cuando no ponga en peligro su vida o la de otras personas.
  • Procure no caminar descalzo. Preste atención a los escombros que pisa y tenga cuidado al moverlos porque pueden estar soportando estructuras que se pueden caer.
  • Deje las calles despejadas para los vehículos de emergencia.
  • Esté preparado para las réplicas. Generalmente, luego de algún movimiento sísmico considerable surgen temblores secundarios.