MI FUNCIÓN: “HACER LO QUE EL PARTIDO MANDE”. CONSEJAL ELECTO CNJ

MI FUNCIÓN: “HACER LO QUE EL PARTIDO MANDE”. CONSEJAL ELECTO CNJ

Mi función: “hacer lo que el partido mande”. Consejal electo CNJ.

Fuente: enfoquejuridico.info

Mi función: “hacer lo que el partido mande”. Consejal electo CNJ.

Este 22 de septiembre del 2016, la Asamblea Legislativa se transformó en una auténtica “casa de bolsa”, diputados y trabajadores revisando diferentes nombres, para concretizar una decisión que tardaría menos, de lo que demora hacer una prueba psicológica: decidir la elección de los funcionarios que liderarían el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).

El Consejo Nacional de la Judicatura, cumplía este 22 de septiembre un año funcionando “a medias” pues hasta el mes de agosto del 2016 contaba con la representación de dos de sus consejales: Santos Treminio y Marina Marenco, por la salida de cinco de los siete consejales propietarios y cinco suplentes que finalizaron su período el 22 de septiembre del 2015.

Pero, ¿Por qué los diputados y diputadas dejaron pasar un año para elegir a los nuevos consejales?

La respuesta la encontramos en el artículo 187 inciso 1° de la Constitución:

El consejo nacional de la judicatura es una institución independiente, encargada de proponer candidatos para los cargos de magistrados de la corte suprema de justicia, magistrados de las cámaras de segunda instancia, jueces de primera instancia y jueces de paz. (1)

La mayor preocupación de los partidos políticos es la independencia de los consejales, para proponer jueces, entre ellos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. A manera de ejemplo, dos de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, que ha tenido serios enfrentamientos con diputadas y diputados sobre todo del partido oficial de gobierno, fueron propuestos por el CNJ: Rodolfo González y Belarmino Jaime.

Es necesario, para mayor ilustración, remontarnos al año 2012, cuando la Asamblea Legislativa creo una comisión especial para  investigar la legalidad de la elección de los magistrados Belarmino Jaime y Rodolfo González. Dicha comisión estaba conformada por Francisco Merino de Concertación Nacional; Benito Lara y Jackeline Rivera, del FMLN; Guillermo Gallegos y Mario Tenorio, de GANA, y Rodolfo Parker, del PES. Los partidos ARENA y CD decidieron no forman parte de esta comisión.

El 17 de  julio de 2018, finalizará el período de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional: Belarmino Jaime, Sidney Blanco, Rodolfo González y Florentín Meléndez, es ahí donde la lucha por defender intereses privados de los partidos políticos, no quieren dejar ningún espacio sin atar, para que las propuestas que mande el CNJ sean a fines o leales a los intereses de los partidos políticos.

En estas últimas semanas el partido FMLN ha estado coordinando manifestaciones en contra de la sala de lo constitucional, a quienes culpan de todo los males del país, desde no tener dinero para fortalecer la policía, hasta por la falsa promesa de alfombrar una cancha de futbol en la colonia Las Palmas en Mejicanos; sin embargo cada vez las manifestaciones adolecen de poco apoyo popular, y no dejan de ser más que reuniones de un centenar de personas que defienden más los colores de su partido que los mismos valores y principios sociales.

Rondaban las dos de la tarde, cuando los partidos políticos FMLN, ARENA y GANA, decidieron desbloquear la elección de los miembros del CNJ, con una metodología que no privilegia la moralidad y honradez notoria ni los estudios y perfiles académicos, sino más bien la lealtad de los elegidos para con los intereses de los partidos, metodología que no es responsabilidad de los ahora consejales, sino de las decisiones políticas que siguen dominando y conduciendo el rumbo de este país, cada vez más perdido.

Para muestra un botón, el presidente Salvador Sánchez Cerén frente a los problemas que sufre el país no da la cara en los medios de comunicación, pero si lo hace para defender a Nicolas Maduro y a Dilma Rousseff en la Asamblea General de la ONU. Por otro lado a quien le dan la responsabilidad de hablar frente a los medios es al vicepresidente Oscar Ortiz, quien más que un funcionario “de altísimo nivel”, como el mismo se cita, parece un cacique abusivo, que busca con su peculiar estilo solucionar los problemas con la indiferencia o con medidas neoliberales extremas frente al sufrimiento y desgracias que vive la población salvadoreña.

Los consejales propietarios desde este día hasta el 21 de septiembre del 2021, son:

Alcides Salvador Funes Teos.

Doris Deysi Castillo de Escobar.

María Petrona Chávez Soto.

Carlos Wilfredo García Amaya.

Gloria Elizabeth Álvarez Álvarez.

Santos Cecilio Treminio Salmerón.

María Antonieta Josa de Parada.

Llama la atención que los consejales: Alcides Salvador Funes Teos y Santos Cecilio Treminio Salmerón, han sido reelegidos de sus cargos, el primero de ellos con fuertes inclinaciones al partido GANA y el segundo de ellos al partido FMLN; dicha reelección ha sido muy polémica, ya que dentro del CNJ se ha manejado que en sus períodos se caracterizaron por la pasividad en su trabajo.

Una fuente cercana y confiable a la Revista, de quien se guarda su anonimato, nos reveló que uno de los consejales elegidos indicó que su función sería “hacer lo que el partido mande”, lo que demuestra que si bien los partidos no necesitan a los consejales para cumplir con sus fines, si necesitan asegurarse que los consejales sean leales con sus intereses para cuando los necesiten; esperaremos ver el trabajo de los otros seis consejales, para entender si buscan cumplir con sus obligaciones constitucionales, o continuar con el servilismo de una institución extremadamente responsable en proponer jueces, que algunos inclusos son capacitadores de CNJ, señalados con procedimientos judiciales polémicos ensuciados de corrupción, inmoralidad y clientelismo, fenómenos que nacen en la mesa de propuestas del CNJ.