Movimientos de trabajadoras sexuales demandan más apoyo al Estado

Según estas organizaciones, son varias mujeres que experimentan violencia, pero son pocas las que denuncian. Crédito: Fotografía por Rebeca Ayala.

Por Rebeca Ayala

 

Esta mañana, el movimiento articulado de mujeres trabajadoras del sexo, conformado por organizaciones como la OTS-ES, Asociación de Mujeres Flor de Piedra, Liquidámbar y Dignas, pronunciaron su preocupación por el poco apoyo de sus derechos por parte de las autoridades.

 

El principal obstáculo que ellas manifiestan es la violencia a causa del estigma y discriminación por el no reconocimiento de su labor como un trabajo formal. “La principal dificultad es el clima de inseguridad ya que somos territorio en disputa de los criminales, nos ven como una fuente financiera. Sé que todos vivimos la inseguridad, pero nosotros somos doble víctimas y el Estado no da apertura de crear mecanismos a favor de nosotras” expresó  una de las representantes, Ana Cristina Barahona.

 

El año pasado, estas organizaciones presentaron un propuesta de ley con el objetivo de asegurar su dignificación y derechos en su área laboral. Ariana Osorio, representante de Las Dignas, manifestó que la propuesta está centrada en la igualdad dentro del mismo sector mujer. “Estas compañeras deben ser integradas para prevenir cualquier violencia, estar atentas, como cualquier otra mujer, en sus servicios de salud por ejemplo. No es por el hecho de su trabajo, sino por el simple hecho que son humanos y que las instituciones están obligadas que estas mujeres satisfagan todas sus necesidades” comentó.

 

Osorio asegura que la respuesta de las autoridades competentes ante denuncias de violencia ha sido nula ya que el daño a las trabajadoras sexuales ha sido normalizada. Elisa Arévalo, procuradora adjunta para la defensa de los derechos de la mujer y la familia, apoya la total cobertura del Estado para la protección de integridad de estas mujeres. “Considero que deberíamos de reconocer que la actividad que realizan es estrictamente laboral, por ende, tienen derecho a seguridad social” dijo la procuradora.