Munguía Payés: “Yo avalé la tregua entre pandillas y Funes la autorizó”

 

Agosto 11 de 2017. En el marco de la vista pública que se realiza en un tribunal de San Salvador en torno al caso conocido como “Tregua” en el que se juzga a varias personas que participaron como mediadoras en aquel controversial proceso de “diálogo y negociación” con los cabecillas de las maras, debido a todos los hechos ilícitos que se derivaron, ayer, el ministro de la Defensa David Munguía Payés declaró como testigo de descargo, que él, siendo Ministro,  avaló la tregua entre pandillas y que el expresidente Mauricio Funes la autorizó, porque encuadraba en las “políticas de prevención de violencia del gobierno”.

Munguía ratificó  que aquel fue un proceso de pacificación y no tregua, pero que era parte de una política de gobierno que tenía varios componentes cuyo único fin era reducir la violencia, específicamente bajar los homicidios.

Manifestó que cuando Raúl Mijango le hizo la propuesta, él habló con Funes y le expresó que no podían confiar del principal mediador y de las otras personas que serían parte de ese proceso, razón por la que tomaron la decisión de infiltrar agentes del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) para que monitorearan y fue así como se nombró a los subinspectores Juan Roberto Castillo Díaz y Luis Alonso Aguilar Marín, además se buscó a otra persona de confianza cargo que cayó en el obispo castrense, Fabio Colindres.

Según su declaración, el gabinete de Seguridad era el responsable de dar seguimiento al proceso y que incluso se les llamó a una reunión para que expusieran todo lo relacionado a esa iniciativa.

Relata que an diciembre de  2012, con instrucciones del ex presidente Funes, él viajó a reunirse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza a firmar un convenio para que se convirtiera en observador y así El Salvador obtuvo apoyo de carácter político.

Entre otras declaraciones, agregó que cuando Mijango les propuso dicho proceso como gobierno confiaron de buena fe y giraron instrucciones que se les facilitara el ingreso a los penales, pero que todo debía estar acorde a la ley.

Nelson Rauda le pidió que facilitara el proceso de pacificación y que los dos oficiales eran de la OIE, justificando de esa forma la razón por la que aparecieron como protagonistas durante la tregua.

Cuando os fiscales le preguntaron sobre el ingreso de ilícitos a los penales durante ese proceso, expresó que eso no estaba dentro de los acuerdos con las pandillas y que respecto al ingreso de televisores la Ley Penitenciaria lo permite y que eso siempre se ha hecho en los reclusorios.