Nayib Bukele: Crónica de una expulsión anunciada

Jueves 12 de octubre, 2017

Nayib Bukele: Crónica de una expulsión anunciada.
Por: Mauricio Manzano

Las diferencias ideológicas y la forma como el FMLN han conducido dos períodos al frente del ejecutivo han sido objetos criticas constantes del joven político y alcalde de San Salvador hacia su partido. Para Bukele el FMLN ha abandonado al pueblo, y los ideales por los cuales lucharon, y cada día se parecen más al partido ARENA.

Sin embargo, las diferencias no son coyunturales, se percibe una constante crítica del político más popular del país, según todas las encuestas de opinión pública, hacia su partido, críticas que para la cúpula del FMLN llegaron a ser intolerantes, su expulsión no es una novedad, ya se percibía anticipadamente.

En diciembre de 2015, Bukele afirmo que si el FMLN apoyaba la reelección del ex-fiscal renunciaría a su partido. Aseveró que todo el sistema político era sucio y que los poderes facticos siguen mandando en el país y que “los que luchaban contra los poderes fácticos cada vez se van pareciendo más a los mismos poderes fácticos contra los que luchaban”, sentenció en una clara alusión a su partido.

En el contexto de buscar la reelección para la alcaldía de San Salvador acusó  al FMLN de parecerse cada día más al partido ARENA, de gobernar para las clases más poderosas del país y de abandonar a la clase más pobre. Acuso al Frente de quitar subsidios que benefician a la gente pobre, de imponer más impuestos, y la negativa de perseguir la evasión y la elusión fiscal de las grandes empresas. Para el joven Alcalde el FMLN ha dejado todos los privilegios a las clases poderosas y han hecho todo lo que el pueblo esperaban que no hicieran.

En julio del 2017 Bukele no asistió a la convención del FMLN argumentado que su ausencia obedecía a la resistencia de no ser hipócrita y no verles las caras a los que votaron por las reformas a la Ley de Extinción de Dominio, incluso pidió al presidente de la República que vetara dichas reformas a la ley. En respuesta el secretario general del FMLN afirmó que Bukele no había hecho falta en la convención.

Recientemente el Alcalde fue acusado por la síndica de su partido de actos arbitrarios y misoginias, asegurando que el Alcalde se refirió a ella como bruja maldita y traidora y de lanzarle una manzana.

Por último, que no será lo último, el Alcalde aseguro en Estados Unidos que en El Salvador no había presidente, sino un minúsculo grupo que se reúne cada semana y tomaba decisiones de país. “El Salvador no tiene presidente… ahora no hay presidente, ahora lo que hay es un politburó que se reúne una vez a la semana”. Dijo Bukele, declaraciones que no cayeron en gracia a la cúpula del partido FMLN.

Estas últimas acciones de Bukele lo llevaron al banquillo de los acusados ante el tribunal de ética del FMLN. El 10 de octubre el tribunal fallaba en contra de Bukele argumentando que el joven político cometió delitos graves de “promover prácticas que generan división interna del partido, violación de las normas que rigen al partido y violar los derechos de las mujeres”. Deciden expulsarlo del partido e inhabilitarlo para la reelección de la Alcaldía capitalina.

Con la expulsión de Bukele se cierra un conflicto sistemático con su partido. El Edil capitalino ya había denunciado que la decisión de expulsarlo ya estaba tomada. Dirigentes de la cúpula del partido ya habían adelantado juicios, era obvia su expulsión. Ciertamente esta expulsión no es una novedad, ya había indicios implícitos y expresos previos que iba ser así, Bukele se ha convertido en una amenaza tanto para Arena como para el FMLN. La expulsión ya había sido anunciada…