NO SE VALE CALLAR ANTE LA TAN POBRE CALIDAD DE LA POLÍTICA ACTUAL EN EL SALVADOR