!NO SE VALE CALLAR! Siguen los “tamales” de la “clase política”