¿Patriotismo?

Mi Gente Informa. Septiembre 15 de 2017. Durante el “mes de la Independencia”, en las escuelas y medios de comunicación se repite mucho la palabra patria y su derivado “patriotismo”, pero ¿Es esto  sólo un estribillo oficialista obligado por la ley y un lema comercial o tiene algún significado? Por supuesto que durante siglos, tal valor ha sido utilizado como instrumento de dominación y sumisión a las reglas de quienes han gobernado en El Salvador desde aquellos años de fundación y la declaración misma de “Independencia”.
Pero  ¿Qué deberíamos aplicar como acción en el actual contexto, desligándonos de la discusión retórica sobre si existió o no Independencia patria? Pues hacer patria, esa que desde siempre nos ha sido negada como Pueblo.
El patriotismo se demuestra simple y sencillamente, de acuerdo a nuestros propios valores éticos y morales.   Porque en cada uno de nuestros actos que desempeñamos o nos desenvolvemos dentro de una  determinada sociedad o comunidad, debemos expresarlos fehacientemente, con nuestros actos de honestidad, honradez, sinceridad.
El patriotismo no se demuestra con helicópteros y regimientos marchando con arsenales de alta potencia de guerra, ni con algarabía y participación en meros desfiles.
Somos parte de una nación, donde todos debemos convivir con una meta: alcanzar el bienestar común, no sólo mantener los privilegios de unos pocos como hasta hoy.
En esta “Patria”  prevalece el egoísmo, la envidia, la codicia, la mentira, la corrupción, la impunidad, el abuso de poder, la traición deliberada al votante, la explotación del trabajador…aquí se aplica sólo la consigna “cuánto tienes, tanto vales…nada tienes, nada vales”. Así nunca se formará una nación digna y justa, como aquella de la que se habla por estos días.
Un país que está ubicado en el último lugar en desarrollo humano, dentro de todos los países de habla hispana, en el continente americano. Donde la salud, la educación, la vivienda, el empleo  y salarios dignos, son privilegios para unos pocos.  Mientras que las mayoría somos  “millonarios de lombrices”.
Cuando a un país  lo mantienen pobre y en la ignorancia, tan débil culturalmente, porque fácilmente pierde su identidad…es presa fácil para caer en las tentaciones de la alienación.
Sin caer en tanta teoría hipócrita lírica demagógica, el patriotismo que debemos practicar a diario es: ser honrados en todo lo que hagamos, más si se desempeñamos un empleo o cargo público, ser  honestos, responsables, no callarse ante  las injusticias y la corrupción, ser consecuentes con las causas sociales justas, no aprovecharse de privilegios y practicar en toda su extensión, la democracia plena.
Lo demás, las otras palabras vanas que se dicen en estos días… eso es patrioterismo, demagogia, manipulación.