Sacudida de jueces en Órgano Judicial

Esos movimientos coinciden con una serie de resoluciones polémicas cuestionadas por la Fiscalía General de la República; algunos de los funcionarios llevaban años en sus tribunales y a pesar de los señalamientos de la Fiscalía se habían convertido en jueces intocables.

Entre los jueces degradados figura Delfino Parrilla, quien a partir del 1 de octubre deja la presidencia del Tribunal de Sentencia de Santa Tecla y estará al frente del Juzgado de Instrucción de Ciudad Delgado; su compañera en el mismo tribunal, Vilma Melara, ya había presentado su renuncia el pasado 1 de septiembre, la cual había sido aceptada por la Corte Suprema.

Los nueve juzgadores del referido tribunal de sentencia nombrados de manera interina son: Cruz Vásquez y Wilfredo Hernández Ayala, quienes estaban fungiendo como suplentes de los juzgados especializados de sentencia de San Salvador, pero que al mismo tiempo estaban asignados en los juzgados de paz de Tenancingo y San Rafael Cedros, respectivamente. En el caso de Hernández Ayala, en abril de este año procesó a una estructura por delitos de corrupción en la que estaba incluida la exalcaldesa del municipio donde estaba asignado.

Otro de los jueces degradados es el presidente del Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador, Rolando Corcio, quien fue enviado al Juzgado de Instrucción de San Marcos; en su contra hay una serie de denuncias en el Departamento de Investigación Judicial, tras los señalamientos que la Corte ordenó auditorías en su tribunal pero no encontraron anomalías.

La última vez que lo cuestionaron fue a mediados de agosto, cuando los defensores de Mario Calderón y Claudia María Herrera pidieron a la Fiscalía que lo investigara por un caso de amenazas donde el empresario Enrique Rais, denunció a Herrera y donde supuestamente se falsificó prueba para judicializar el caso.

También entre los jueces trasladados está Levis Italmir Orellana, quien fue muy cuestionado por resoluciones que emitió a favor del expresidente Francisco Flores; la misma Corte lo suspendió y luego lo envió al Juzgado Décimo de Instrucción, y ayer se anunció que de nuevo ha sido removido hacia el Juzgado Primero de Vigilancia Penitenciaria y en su lugar llega Roberto Calderón Escobar.

La decisión de la CSJ también incluye a los jueces Aristarco Chavarría y Patricia Cruz, esposos que estaban a cargo de los Juzgados Cuarto y Octavo de Instrucción, respectivamente, y que a partir del 1 de octubre fungirán como jueces de instrucción de Apopa y Primero de Instrucción de Soyapango.

Aristarco Chavarría, tenía denuncias en Investigación Judicial; además, junto a su esposa, se han mencionado de forma extrajudicial en supuestas anomalías que nunca fueron denunciadas en sede fiscal.

Mientras que la jueza 7o. de Paz, Evelyn del Carmen Jiménez, quien recientemente puso en libertad con medidas al empresario Enrique Rais y al exfiscal Luis Martínez, es enviada al Juzgado de Paz de Ilopango.

En investigación judicial

Jueces removidos

Algunos de los jueces degradados en sus cargos, como Rolando Corcio y Delfino Parrilla, tienen once y nueve denuncias en su contra, respectivamente, en la sección de investigación judicial, de la Corte Suprema de Justicia.

Entre éstas destacan unas por retardación de justicia, remitir procesos tardíamente, no resolver situación jurídica de los imputados, favorecer a los imputados retardando lecturas de resoluciones y remitir la certificación de sentencias en forma extemporánea.

http://elmundo.sv/