Sala ordena a los bancos no cobros anticipados por créditos. Sala de lo Contencioso los defiende

 

 

San Salvador, enero 9 de 2017. En El Salvador, las diversas instituciones bancarias han impuesto tradicionalmente toda una serie de arbitrariedades en menoscabo de los usuarios, aún contra lo que establecen las leyes, e incluso establecido elementos legales pero ilegítimos para garantizar sus intereses; tal es el caso de las formas deliberadas e irregulares en las que ejecutan la recuperación de los créditos.

El pasado viernes, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha emitido una sentencia con la que ampara a  varios demandantes, usuarios del banco Davivienda, a quienes se habían realizado cobros anticipados por créditos; así mismo, ordena  a todos los bancos del país a abstenerse de realizar cobros por pagos anticipados de consumidores que adquirieron créditos antes de la vigencia de la Ley de Protección al Consumidor.

De acuerdo al comunicado emitido, la Sala amparó a los usuarios contra resoluciones de la Sala de lo Contencioso Administrativo –que había avalado los cobros– y le ordenó que emita una nueva resolución ajustada a parámetros de la sentencia, en 15 días hábiles. La Sala de lo Contencioso Administrativo había emitido una sentencia en la  que favorecía tan accionar de los bancos,

Según la Sala “la autoridad demandada (Sala de lo Contencioso Administrativo) justificó, contra ley expresa, las prácticas que Davivienda realizó en perjuicio de los consumidores de sus servicios de crédito y con ello permitió que dicha sociedad obtuviera beneficios en menoscabo del derecho a la propiedad de los referidos consumidores… así, la Sala de lo Contencioso vulneró el derecho a la propiedad de dichas personas”.

Los magistrados han considerado en base al artículo 35 inciso 1º de la Ley Procesal Constitucional, el  que establece que el efecto material de la sentencia consiste en ordenar que las cosas vuelvan al estado antes de la vulneración constitucional y, cuando no sea posible, queda a decisión de la persona amparada si promueve un proceso en contra del funcionario personalmente responsable.

A partir de esta nueva sentencia, los bancos deberán abstenerse de realizar cobros “independientemente de si se habían incluido o no cláusulas que habilitaban los cobros por pagos anticipados” en los contratos correspondientes.

El tribunal advierte también que emitirá resoluciones de seguimiento para garantizar el cumplimiento de la sentencia.

Aún no se han pronunciado al respecto los representantes de la banca, ni la Defensoría del Consumidor o la Superintendencia del Sistema Financiero, quienes deberán hacer públicos os efectos de dicha sentencia, la cual no admite más que su cumplimiento.