Sala ordena atención a pacientes con insuficiencia renal

 

 

 

Septiembre 26 de 2017. La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, nuevamente ha amparado a ciudadanos salvadoreños que acuden ante esta instancia pos violaciones a sus derechos constitucionales por parte del Estado.

En una última resolución ha amparado a un sector que durante años ha sido víctima de desatención de su especial situación de vulnerabilidad, los pacientes hemofílicos del Hospital Nacional Rosales y del Hospital de Niños Benjamín Bloom por la violación a su derecho a la salud, al no velar por la adecuada provisión de factores anti-hemofílicos y al omitir la puesta en marcha de un programa regular de tratamiento profiláctico para los pacientes con hemofilia.

Los demandantes manifestaron que padecen una enfermedad que, aunque no tiene cura, es susceptible de recibir un tratamiento preventivo y de control. Además, señalaron que en los hospitales antes señalados no estaban administrando los tratamientos necesarios por falta de medicamentos, situación derivada de la falta de asignación de recursos presupuestarios suficientes para ello.

En ese sentido, manifiestan que las autoridades demandadas vulneran el derecho a la salud por el “incumplimiento de la atribución constitucional del Estado de proporcionar salud como un bien público” a favor tanto de los demandantes en particular, como de todos los pacientes hemofílicos en El Salvador (artículos 2 y 65 de la Constitución).

En su sentencia, la Sala concluyó, que el tratamiento idóneo para el abordaje de la hemofilia es el suministro profiláctico de los factores de coagulación VIII y IX, según el caso, por lo que, en el marco de la política sanitaria del país, debió tenerse en cuenta la mayor efectividad de dicho esquema terapéutico en orden a configurar adecuadamente el presupuesto en la materia.

Como efecto de la sentencia se ordena a los titulares del Ministerio de Salud y a los directores de los hospitales Rosales y Benjamín Bloom, que realicen las gestiones administrativas y financieras correspondientes a fin de garantizar el suministro permanente de factores de coagulación VIII y IX a disposición de los pacientes hemofílicos que consultan en dichos centros de salud.

Además, a fin de garantizar el suministro de los fármacos y el tratamiento médico ordenados en esta sentencia, la titular del Ministerio de Salud deberá incluir en el Presupuesto de la institución correspondiente al año 2018 los fondos necesarios para cubrir de manera integral y permanente dichas necesidades, lo cual deberá hacer del conocimiento al Consejo de Ministros.

La sentencia de amparo fue firmada por unanimidad por los magistrados José Oscar Armando Pineda, Belarmino Jaime, Florentín Meléndez, Sidney Blanco y Rodolfo González.