Sánchez Cerén niega que se esté aplicando “mano dura” contra criminalidad

 

Enero 28 de 2017. Este día el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, expresó que la política y acción de su gobierno sobre seguridad, a diferencia de lo que se ve a diario con choques armados violentos, con fuertes operativos de persecución y rastreo entre la población,  no está basada en la represión y rigidez de la seguridad, sino en las medidas preventivas, la inversión en educación y los proyectos de reinserción y readaptación social.

Esto lo dijo como parte de su discurso en el Festival del Buen Vivir en el departamento de Cuscatlán, aprovechó su discurso para presionar al partido Arena  a quienes  exigió  “no frenar más la contribución especial en materia de seguridad”. “Hay algunos diputados, ustedes saben quiénes son, que quieren volver a la ‘Mano Dura’ y a invertir solo a la represión de la violencia.

En ese orden, dijo: “Esos tiempos ya pasaron. Ahora vivimos tiempos de reinserción, de reconciliación, de buscar la paz sin la violencia… estamos abiertos a “darle oportunidad a la reinserción, a la educación, a la prevención de la violencia. Ese es el componente ideal para la sociedad salvadoreña, la mejor forma para resolver el problema de la seguridad a nivel nacional y llevar tranquilidad al país”. Insistió en que “el dinero de la contribución especial, que son $70 millones, son para la aplicación del plan El Salvador Seguro, que fue diseñado por el Consejo de Seguridad Nacional. Ellos le han dado un rol importante al tema de la prevención, de la readaptación, la reinserción. Debemos enfatizar la protección a las víctimas de la violencia”, por lo que reiteró el llamado a los diputados opositores a “no frenar esta iniciativa”.