Se eleva a 200 la cifra de víctimas mortales de terremoto en México. Siguen rescates entre los escombros

 

Agencias.  Septiembre  20 de 2017. Tal como se conoció ayer  a nivel mundial,  en México ocurrió un terremoto de gran magnitud en horas del mediodía, generando muchísima alarma.

El sismo, de magnitud 7.1, según los reportes de las diversas instituciones, ha dejado un aproximado de más de 200 muertos, entre ellos varios niños en una escuela derrumbada, los cuerpos de socorro continúan trabajando este miércoles en busca de sobrevivientes.

Según los últimos datos oficiales, la cifra de víctimas mortales confirmadas por el sismo es de 224: 117 en Ciudad de México, 39 en el estado de Puebla, 55 en Morelos, 12 en el Estado de México y uno en Guerrero.

Muchos de los habitantes de Ciudad de México pasaron la noche en vela, temerosos que se presentara una fuerte réplica y pendientes de los rescates en la cuarentena de edificios colapsados.

Pero el epicentro de la tragedia es el derrumbe de la escuela Enrique Rebsamen, localizada en el extremo sur de la capital.

“Tenemos 26 muertos, de los cuales 5 son adultos y 21 niños (…) el número de personas atrapadas oscila entre 30 y 40”, dijo a la cadena Televisa José Luis Vergara oficial mayor de la Armada de Guerra, quien coordina las tareas.

Militares, apoyados por civiles y rescatistas, trabajaban bajo la luz de generadores, pero la búsqueda se complicaba debido a que la escuela, que de tres pisos se redujo a uno, amenazaba con colapsar por completo.

Además, en los estados de Puebla y Morelos, donde se registró el epicentro del sismo, también continúa las tareas de rescate en viviendas y construcciones destruidas.

“Fuerzas Armadas y Policía Federal seguirán trabajando sin descanso hasta agotar todas las posibilidades de encontrar más personas con vida”, escribió en Twitter el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio.

Distintos países han mandado mensajes de condolencias a México y anunciado el envío de socorristas.

México se ubica entre cinco placas tectónicas cuyos movimientos lo convierten entre los países con mayor actividad sísmica en el mundo.

El pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8,1, el más fuerte en un siglo en México, causó 96 muertos y más de 200 heridos en el sur del país, especialmente en los estados de Oaxaca y de Chiapas.