SE FORTALECE INVESTIGACIÓN DE ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO, CONTRA MAURICIO FUNES

 Fuente: enfoquejuridico.info
Se fortalece investigación de enriquecimiento ilícito, contra Mauricio Funes

Se fortalece investigación de enriquecimiento ilícito, contra Mauricio Funes

“El que nada debe nada teme”, un proverbio que ilustra precisamente lo que está pasando en la esfera económica-legal del ex presidente Mauricio Funes Cartagena.

Desde el día miércoles 17 de agosto del 2016, la Fiscalía General de la República, a través de la Unidad Especializada de Delitos de Corrupción, allanó inmuebles para obtener prueba que incrimine al ex presidente Mauricio Funes con delitos relacionados a la corrupción.

Dentro de los allanamientos realizados buena parte se centró en inmuebles de Miguel Menéndez, conocido como Mecafé, de quien por múltiples sucesos se puede concluir tiene una “relación sospechosa” con Mauricio Funes, a quien se le investiga por cinco delitos de corrupción: malversación, negociaciones ilícitas, peculado, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito.

Mecafé fue uno de los fundadores que impulsó el movimiento denominado “Amigos de Mauricio” un movimiento que tenía por finalidad ganar adeptos distintos a los seguidores del FMLN, con un trabajo de acompañamiento mediático y de campo durante la campaña electoral en la candidatura de Mauricio Funes.

“Relación sospechosa” pues se ha salido a la luz pública en diferentes investigaciones que un grupo selecto de quienes apoyaron la candidatura de Mauricio (Miguel Menéndez, Alex Segovia, Coronel David Munguía Payes, Pablo Ochoa, Francisco Cáceres, etc.) han estado involucrados de una u otra manera con investigaciones abiertas por la Fiscalía en su contra  (enriquecimiento ilícito, “Caso Tregua”, Papeles de Panamá, etc.).

Los allanamientos hechos por la Fiscalía se extendieron a la residencia del ex presidente Funes, ubicada sobre la Calle Circunvalación, en Lomas de San Francisco, Antiguo Cuscatlán, además de haber interceptado un furgón con bienes muebles que se dirigían a Nicaragua por órdenes de Funes a través de un miembro del Batallón Presidencial. Curiosamente Mauricio Funes se encuentra en el vecino país de Nicaragua.

Sin duda alguna el inventario de los bienes incautados en la residencia del ex presidente Funes pueden servir como medios de prueba para fortalecer la investigación del delito de enriquecimiento ilícito, pues nuestra Constitución de la República establece una presunción en cuanto a ello:

Artículo 240 Inc. 2°:

Se presume enriquecimiento ilícito cuando el aumento del capital del funcionario o empleado, desde la fecha en que haya tomado posesión de su cargo hasta aquella en que haya cesado en sus funciones, fuere notablemente superior al que normalmente hubiere podido tener, en virtud de los sueldos y emolumentos que haya percibido legalmente, y de los incrementos de su capital o de sus ingresos por cualquier otra causa justa. Para determinar dicho aumento, el capital y los ingresos del funcionario o empleado, de su cónyuge y de sus hijos, se considerarán en conjunto.

El delito de enriquecimiento ilícito tiene una pena de tres a diez años de prisión, así lo establece el artículo 333 inc. 1° del Código Penal:

El funcionario, autoridad pública o empleado público, que con ocasión del cargo o de sus funciones obtuviere incremento patrimonial no justificado, será sancionado con prisión de tres a diez años. (9)

Además el mismo artículo citado establece que incurre en la misma pena aquellos que ayuda a simular el incremento patrimonial no justificado.

Si bien, en esta clase de delitos es difícil establecer de cuales proyectos se vieron beneficiados económicamente a través de acciones corruptas, si es posible determinar la existencia de personas que simulan el enriquecimiento ilícito o el aumento patrimonial a través de las investigaciones financieras hechas a cada uno de los sospechosos, llámese Mecafé, Michi, Carlos, Alex, etc.

En el artículo “Políticos Millonarios gobernando un pueblo con salarios de hambre” publicado el 12 de abril del 2016 en esta Revista, el autor señalaba que Mauricio Funes (presidente por el partido FMLN 2009-2014), según las declaraciones que presentó a la Corte Suprema de Justicia, gastó más de lo que tenía al principio de su mandato, sin embargo ahorro 150 mil dólares en sus 5 años como presidente. Dichas incongruencias, en el mes de febrero del presente año lo convirtieron en el primer expresidente en ser enviado a un juicio por enriquecimiento ilícito, donde deberá de justificar la procedencia de más de medio millón de dólares que gastó mientras fue presidente en pagos y adquisiciones.

En la editorial “El creciente patrimonio del diputado Gallegos y las facultades de la Sección de Probidad”publicado el 14 de septiembre del 2015 en esta Revista, criticábamos que el ex presidente Funes en su programa “Conversando con el Presidente” refirió de viva voz que muchos de sus funcionarios recibían bonos extras al salario nominal, pues de no ser así no les tenía cuenta trabajar en el ejecutivo, ya que ganaban más en sus empresas y con ello se trataba de equiparar el sueldo que pudieran percibir. (Sobre esto existe una investigación hecha por el periódico digital El Faro llamada “Los sobresueldos ocultos del gabinete”)

Fuentes cercanas a la investigación que se lleva expresaron a esta Revista que Mauricio Funes antes de llegar a la presidencia del país mantenía sus finanzas con números rojos, sus cuentas, tarjetas de crédito, y burós de crédito atestiguan que antes del inicio de la campaña electoral su patrimonio era el de un salvadoreño general, es decir un salvadoreño endeudado que extralimitó sus créditos según el ritmo de vida y las obligaciones que manejaba.

Además se nos ha informado que se han encontrado objetos sumamente ostentosos en los allanamientos, pertenecientes a Mauricio Funes y a Ada Mitchell Guzmán Sigüenza (pareja del ex presidente) entre maquillaje, carteras, zapatos, obras de arte, armas, pulseras, habanos, etc.

Al menos los decomisos servirán para robustecer la investigación del delito de enriquecimiento ilícito, pues si bien ser presidente de la República te permite tener un sueldo privilegiado (más de cinco mil dólares mensuales) para un empleado en este país, lo cierto es que no se ajusta al nivel de vida que ha llevado Mauricio Funes incluso comprando zapatos con precios arriba de los mil dólares, por citar un ejemplo minúsculo y hasta risible en comparación a los gastos que han sido encontrados en la investigación.

Seguirán saliendo más detalles, esta vez la justicia le está contando las costillas al ex presidente Funes, esperemos que la labor del Fiscal Douglas Meléndez alcance a otros ex presidentes, diputados, jueces, funcionarios públicos e incluso empleados públicos que se han enriquecido del dinero del pueblo, y así aquel que deba pues que tema a la justicia, que debe ser aplicada por el bien de El Salvador.