Tres personas fallecidas, y al menos 155 viviendas dañadas después delas últimas lluvias en El Salvador

Junio 16 de 2017. Según el informe de Protección Civil, tres personas han fallecido  y al menos 155 viviendas han resultado  dañadas a causa de la vulnerabilidad de física de las regiones de El Salvador  ante las lluvias durante las últimas 72 horas,

Las autoridades dan cuenta preliminar de los siguientes estragos:  Edwin Adonay Hernández, de 19 años, un estudiante de bachillerato, murió la madrugada de ayer tras quedar soterrado por un alud de lodo y piedras en su vivienda, situada en la lotificación El Zapote, barrio Concepción, municipio de Olocuilta, La Paz. Un muro colapsado de ocho metros de largo cayó sobre una parte de la casa de lámina, donde dormía Hernández; sus padres y sus dos hermanos de 12 y 16 años, se salvaron de milagro.

 

Otra víctima es  Alejandro Fabián Mejía, pescador  de 55 años, quien murió por golpes de un árbol que le cayó encima, producto de las lluvias, el pasado miércoles 14 de junio.

El percance sucedió en el cantón El Ojuste, en las cercanías del lago de Ilopango, jurisdicción de Candelaria en  Cuscatlán.

La tercera víctima fue Julio César, de 27años, quien murió en un accidente de tránsito, suscitado en el kilómetro 90 de la carretera Panamericana, jurisdicción de Ahuachapán.

El fallecido se conducía en el vehículo P- 627-729 que habría chocado, debido a la poca visibilidad por la fuerte tormenta que azotaba la zona.

Protección Civil también reportó que Francisco Reyes, de 84 años y Efraín Antonio Reyes, de 15,  fueron golpeados por un muro que colapsó sobre una vivienda, en el caserío El Rosario, en Tacuba, Ahuachapán,  debido a la acumulación de lluvias. Las víctimas fueron internadas en el hospital nacional de esa cabecera departamental.

La institución gubernamental  también reportó que 100 viviendas, incluyendo champas fueron inundadas en el sector de la bocana de la playa de San Diego, La Libertad.

Las fuertes lluvias incrementaron el nivel de los ríos que  desembocan en San Diego, generando la acumulación de agua, que se expandió sobre las casas, ubicadas a la orilla de la playa. Como medida preventiva, al menos 40 familias serian evacuadas.

También, 50 casas de habitación, situadas en el cantón Salinas de Ayacachapa, Sonsonate, fueron inundadas por material que arrastra la corriente de los ríos Pululuya y Acachapa, que taparon la bocana de Barra Salada.

Ayer en la tarde, las autoridades decretaron alerta naranja en el departamento de Chalatenango y amarilla en todo el país, debido a las lluvias tipo temporal que han persistido en el país.

En cuanto a Chalatenango dijeron que era para que las autoridades “operaren con más efectividad y reorientar recursos presupuestarios para atender los impactos y lograr una atención de las necesidades de la población”.