TRES POLICÍAS CAPTURADOS POR FAVORECER AL CRIMEN ORGANIZADO

Marzo 29 de 2017. La Policía Nacional Civil (PNC) informó que, por órdenes de la Fiscalía General de la República (FGR) dio captura esta mañana a  tres agentes policiales por tener una supuesta vinculación con una estructura de crimen organizado que traficaba armas y drogas en la residencial Alta Vista, municipio de San Martín.

Los policías capturados son Jesús Castro Bernal, Leonardo Alberto López y Juan Carlos Hernández. Se les acusa de cometer los delitos de Encubrimiento, Actos arbitrarios, Cohecho propio, Agrupaciones ilícitas, Revelación, entre otros.

Según el subdirector de Investigación de la PNC, comisionado Juan Carlos Marín, la pesquisa sobre el caso se habría realizado desde hace ocho meses para culminar con la captura de los miembros policiales este miércoles.

“Esta estructura tiene la característica de tener bajo los mismos componentes a miembros de la estructura ’18 Sureños’, quienes prácticamente son los que se sirven de estos ilícitos”, detalló Marín.

El subdirector de Investigación lamentó que agentes policiales se vieran involucrados en el quehacer delincuencial; sin embargo, calificó de responsable la decisión de capturarlos a fin de desarticular la estructura a la que según las investigaciones pertenecen.

En el operativo se capturaron a 11 personas más por tener relación con la misma organización, sumando 14 detenciones en total. Según las autoridades, la FGR ha emitido alrededor de 70 órdenes administrativas lo que permitió que a algunos que a algunos capturados se les imputen varios delitos.

La organización criminal trabajaba bajo el mando de Carlos Arnoldo Cardoza Sandoval, alias “Melao”, quien fue capturado el día 15 de enero en Usulután gracias a otra investigación local, pero Martínez anunció que se le sumarán los delitos correspondientes a esta pesquisa.

De acuerdo a estadísticas policiales, en 2016 fueron detenidos más de 90 policías; en 2015 fueron capturados 339 agentes; mientras que en 2014 los capturados fueron 56, “la mayoría por vinculaciones con grupos pandilleriles”, detallaron autoridades.