“Un político menos…”

José Medrano

Cuando Juan Valiente, hizo su campaña para diputado, la hizo con el slogan “Un Político Menos”. Supongo que Juan, utilizó dicho lema de campaña porque quería diferenciarse de la política y los políticos tradicionales y había estudiado muy bien las encuestas, en donde aparecía un ascendente desgaste y rechazo, de una buena parte de la población, a la forma de hacer política, a los partidos políticos y al parlamento.

Hace unos meses atrás,  que escribí un artículo de opinión referido a la Renovación de Arena, y lo titulé “El Zorro pierde la piel…pero no las mañas”, critique la pasividad de Johnny Wright y Juan Valiente, ante la falsa renovación que estaba presentando su partido, y les llegue a calificar de “un político más “, pues, me equivoqué, no por la farsa del Partido tricolor, sino en la calificación a Juan y Johnny, pues con sus posiciones y acciones en la presente semana, han demostrado que no quieren ser un político más.

El problema de fondo, en el partido Arena, no se trata de que la cúpula haya rechazado las candidaturas suplentes de Aida y Gabriela,sino, que el Partido, aún sigue manejado por intereses de los grupos económicos fácticos, y por un trasnochado y medieval pensamiento, anclados en una confrontación insensible, deshumana y sin beneficio practico para los salvadoreños. Como les dijo Fernando Poma: “ La renovación no es opcional. Arena persiste en ignorar a Darwin”, en referencia a la magistral obra de Charle Darwin “La Evolución de las Especies”.

Otro problema practico en Arena, es que, aunque Juan y Johnny, no se impongan y al final la oficialidad va a cerrar filas y a continuar en su proceso electoral, la correlación mediática, a su favor, que han generado los diputados insurgentes, así como el apoyo de algunas de sus posiciones de parte de políticos y empresarios como Ana Vilma, Javi Siman, Carlos Callejas, Fernando Poma, etc, son otra fuente de desgaste y debilitamiento, tanto en lo político como en lo estrictamente electoral, pues podrían alejar, aún más, a los indecisos y perder algunos votos duros.

No cave duda que los dos diputados que han desafiado al COENA y a la forma de hacer política de su partido, se han liberado del stress ideológico y político a que los tenía sometido la Inquisición partidaria y han anunciado que propondrán iniciativas legislativas fuera de la agenda arenera, suponemos que se refieren a la despenalización del aborto para ciertos casos y dar más derechos a las diferentes preferencias sexuales, temas que  causan mucho escozor ideológico al predominante conservadurismo de Arena y los acercan más a las posturas del FMLN.

Ahora bien, el problema que está atravesando Arena y el sistema partidario y político en general, no es tan simple, pues se trata de la crisis de la decadencia, del privilegio de los intereses personales y de grupos fácticos, del alejamiento de los intereses sociales, de la honradez al hacer política, y de la acumulación de decepción y desesperación de una buena parte de la población, la cual no se siente beneficiada de la política y los políticos.