UNES: Biología sintética es una falsa solución al cambio climático

Crédito: Fotografía por Rebeca Ayala.

Por Rebeca Ayala

 

Esta mañana, la Unidad Ecológica de El Salvador (UNES), en el marco de su aniversario número 30 y del día internacional del medio ambiente, realizaron un llamado a la institucionalidad pública del país acerca de las falsas soluciones que amenazan la diversidad biológica en El Salvador.

 

Actualmente, el incremento a dos grados de temperatura global y las grandes concentraciones de dióxido de carbono han hecho que los sectores empresariales propongan tecnologías de manipulación genética como alternativas ambientales. Algunas de ellas son los productos transgénicos, los impulsores genéticos y la biología sintética. “Eso significa que ya se puede reescribir el ADN al gusto del cliente y que eso da la posibilidad de tener nuevos cultivos y que tienen muchos procesos industriales” detalló Verónica Villa, del grupo Etcétera (ETC) de México.

 

Villa ve esta propuesta como un nicho de negocios ya que experimenta con organismos vivos y, según ella, falta mucha información para poder predecir los efectos de estos productos. Los que promocionan estos productos venden con la idea que son más resistentes a las sequías, suelos, entre otros. “El enganche en el café salvadoreño, ya que es un producto codiciado, mucha gente lo quiere, pero no desea pagar su precio entonces encargan a estos científicos que hagan la cafeína con levadura o con otro tipo de organismos” dijo Villa.

 

Los riesgos de estas iniciativas vienen desde la poca regulación que hay para que se lleven a cabo. Entre los riesgos que UNES mencionó están la destrucción de las economías locales, reacciones impredecibles de los mismos organismos creados y un posible uso de éstas como armas biológicas.

 

“Nos queremos pasar de listos con la naturaleza… Esta sociedad capitalista ha abusado de os bienes naturales  y ha puesto en riesgo el mundo actual. Se sigue pensando en hacer combustibles fósiles y en sustituir elementos calves de nuestros ecosistema” comentó Carolina Amaya, de UNES.

 

UNES hizo un llamado apostar por una agroecología, soberanía alimentaria y un alto a la experimentación con organismos vivos. “Los funcionaros deben tener más información sobre la temática, que se genera discusión alrededor de ello. Que la ciudadanía se informe y asi se tomen las mejores decisiones mediante las políticas públicas encaminadas a que protejan a la población de estas amenazas” manifestó Luis González, de UNES.